viernes, 18 de diciembre de 2009

La lengua en los concursos

¿Os presentaríais a un concurso por un premio de 2500 pesetas (unos 15 euros)? Menéndez Pidal lo hizo. En 1892 la Real Academia Española convocó un concurso para la mejor investigación sobre Gramática y vocabulario del Poema del Cid, con premio de 2500 pesetas y publicación de la obra. Se presentaron cuatro monografías (una de ellas, de Unamuno) y el ganador fue Menéndez Pidal, un joven filólogo que para la fecha de redacción de su trabajo no llegaba a los 25 años de edad. Como veis, no siempre los concursos consisten en adivinar el precio de una segadora o averiguar de qué color es el caballo blanco de Santiago.
He descubierto en la página web del Instituto Cervantes (llena de posibilidades, recovecos y laberintos en que los que entretenerse lingüísticamente) un concurso con nombre Juego del diccionario. Cada sábado se cuelgan unas diez cuestiones acerca del significado de algunas palabras, y los tres primeros concursantes en acertar reciben como premio un libro (¿cuál?). Podéis probar cómo es el juego viendo alguna de las ediciones anteriores aquí, y en este enlace para participar en el concurso de la semana.
Mis queridos alumnos (no sólo los de Lexicología, también los de Historia de la Lengua): atentos todos para participar en este concurso mañana y los sábados sucesivos. Porque tenemos que resolver la incógnita de qué libro será el obsequio del Cervantes y porque las palabras son en gran parte negociado de los filólogos, ¿no?
Leer más
¿Os presentaríais a un concurso por un premio de 2500 pesetas (unos 15 euros)? Menéndez Pidal lo hizo. En 1892 la Real Academia Española convocó un concurso para la mejor investigación sobre Gramática y vocabulario del Poema del Cid, con premio de 2500 pesetas y publicación de la obra. Se presentaron cuatro monografías (una de ellas, de Unamuno) y el ganador fue Menéndez Pidal, un joven filólogo que para la fecha de redacción de su trabajo no llegaba a los 25 años de edad. Como veis, no siempre los concursos consisten en adivinar el precio de una segadora o averiguar de qué color es el caballo blanco de Santiago.
He descubierto en la página web del Instituto Cervantes (llena de posibilidades, recovecos y laberintos en que los que entretenerse lingüísticamente) un concurso con nombre Juego del diccionario. Cada sábado se cuelgan unas diez cuestiones acerca del significado de algunas palabras, y los tres primeros concursantes en acertar reciben como premio un libro (¿cuál?). Podéis probar cómo es el juego viendo alguna de las ediciones anteriores aquí, y en este enlace para participar en el concurso de la semana.
Mis queridos alumnos (no sólo los de Lexicología, también los de Historia de la Lengua): atentos todos para participar en este concurso mañana y los sábados sucesivos. Porque tenemos que resolver la incógnita de qué libro será el obsequio del Cervantes y porque las palabras son en gran parte negociado de los filólogos, ¿no?

4 comentarios:

Andreas dijo...

Lamentablemente ayer no hubo ningún concurso. Esperemos al concurso de la semana que viene!

Felices fiestas!

LPR dijo...

Efectivamente, anunciaron y des-anunciaron el concurso de esta semana. Pero estamos todos preparados para la siguiente convocatoria... Un saludo, Andreas, und Frohe Weihnachten!

Andreas dijo...

Danke. Und wenn wir schon dabei sind, wünsche ich einen guten Rutsch ins neue Jahr. ;-)

LPR dijo...

Danke, gleichfalls!

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.