miércoles, 16 de junio de 2010

Poniendo el acento

La costumbre de usar tildes para marcar el acento fonológico despegó para el español a fines de la Edad Media. El latín no usaba tales signos pero sí el griego, al menos desde el siglo III a.C. Por eso se cree que fue la entrada de nuevos textos griegos en el siglo XV, sobre todo en Italia, la que puso de nuevo en circulación en Europa este hábito ortográfico, regulado en España por la Academia a partir del XVIII. La historia de la ortografía es cambiante y, como vemos en clases de Historia de la Lengua, también la de las tildes: los acentos circunflejos (^) y graves (`) usados en el XVIII se perdieron para el español y el acento agudo (´) ha ido cambiando sus normas hasta hoy.
El caso es que este hábito ha sido roto recientemente por una joven editorial española, Weilaifuturo, que publica sus obras sin insertar en ellas ni una sola tilde. Sus razones las exponen en un texto que, como todos los que editan, no incorpora ningún acento gráfico. Lamentablemente, cuando en la web de la editorial transcriben en su defensa la Ortographia académica de la RAE de 1741 confunden la ese larga (⌠) con la f, y escriben un español del XVIII la mar de raro (efcribir, fu nombre, fymbolo...) que suena un poco payasil; poca filología y ninguna historia de la lengua en quienes quieren presumir (o prefumir) de nuevas pautas ortográficas...
Frente a estos detractores editoriales de la tilde, nosolodeyod se inclina por la tilde, acentúa sin pudor y enarbola ese pequeño signo que Valdés llamaba rayuela, los clásicos apex y muchos de nosotros simplemente acento. Apúntate estas iniciativas en favor de la tilde:
-Si estás en Facebook , hazte seguidor del grupo Ti no lleva tilde por mucho que te empeñes (de paso, apúntate al de seguidores de este blog).
-Conoce el proyecto "Acentos perdidos" de Pablo Zulaica, publicista que pega acentos ortográficos de cartón en aquellos signos públicos donde faltan. Lo puedes ver en su
blog. Si entras a la web te puedes descargar además tildes para imprimir, recortar y pegar allí donde faltan.
-Para dudas sobre tilde, mira el Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE.
¿Qué te parece más insoportable? ¿La tilde de menos o la tilde de más? Deja tu comentario...
Leer más
La costumbre de usar tildes para marcar el acento fonológico despegó para el español a fines de la Edad Media. El latín no usaba tales signos pero sí el griego, al menos desde el siglo III a.C. Por eso se cree que fue la entrada de nuevos textos griegos en el siglo XV, sobre todo en Italia, la que puso de nuevo en circulación en Europa este hábito ortográfico, regulado en España por la Academia a partir del XVIII. La historia de la ortografía es cambiante y, como vemos en clases de Historia de la Lengua, también la de las tildes: los acentos circunflejos (^) y graves (`) usados en el XVIII se perdieron para el español y el acento agudo (´) ha ido cambiando sus normas hasta hoy.
El caso es que este hábito ha sido roto recientemente por una joven editorial española, Weilaifuturo, que publica sus obras sin insertar en ellas ni una sola tilde. Sus razones las exponen en un texto que, como todos los que editan, no incorpora ningún acento gráfico. Lamentablemente, cuando en la web de la editorial transcriben en su defensa la Ortographia académica de la RAE de 1741 confunden la ese larga (⌠) con la f, y escriben un español del XVIII la mar de raro (efcribir, fu nombre, fymbolo...) que suena un poco payasil; poca filología y ninguna historia de la lengua en quienes quieren presumir (o prefumir) de nuevas pautas ortográficas...
Frente a estos detractores editoriales de la tilde, nosolodeyod se inclina por la tilde, acentúa sin pudor y enarbola ese pequeño signo que Valdés llamaba rayuela, los clásicos apex y muchos de nosotros simplemente acento. Apúntate estas iniciativas en favor de la tilde:
-Si estás en Facebook , hazte seguidor del grupo Ti no lleva tilde por mucho que te empeñes (de paso, apúntate al de seguidores de este blog).
-Conoce el proyecto "Acentos perdidos" de Pablo Zulaica, publicista que pega acentos ortográficos de cartón en aquellos signos públicos donde faltan. Lo puedes ver en su
blog. Si entras a la web te puedes descargar además tildes para imprimir, recortar y pegar allí donde faltan.
-Para dudas sobre tilde, mira el Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE.
¿Qué te parece más insoportable? ¿La tilde de menos o la tilde de más? Deja tu comentario...

5 comentarios:

Blanca dijo...

La tilde de más, siempre. Todavía recuerdo un anuncio de televisión, creo que contra la piratería, en el que el pronombre "ti" estaba tildado; además, como imitaba a la escritura por ordenador, de estas que la última letra siempre es un cuadradito parpadeante y la última letra era la "í", mientras el final del anuncio se prolongaba para dejar claro el mensaje, no podía dejar de mirar esa "í" parpadeante en rojo... ¡Qué angustia! En cuanto a las palabras sin tildar, no puedo evitar sacar un boli y corregirlas (me encantan sobre todo los carteles de la comunidad de vecinos). Espero que no se acabe convirtiendo en una enfermedad... Un saludo.

LPR dijo...

Veo que vas a la caza del desaguisado acentual. No creo que se convierta en enfermedad, lo triste es cuando vemos esos carteles de la Delegación de Alumnos de Filología ayunos de tildes o con concordancias erradas diversas... eso sí que es de garfio pirata. Un saludo.

MJGF dijo...

No sé qué decirte; ayer corregí un trabajo de unas 20 páginas en el que sólo había tres (3) tildes. Ponerle tilde a "ti" es erróneo, pero al menos hay un interés por la acentuación. No poner tilde a (casi) ninguna palabra es demencial, por mucho que los señores editores de WEI LAI FUTURO digan que AMOR no lleva tilde (ni tampoco ODIO ya que estamos, ni MUERTE ni XENOFOBIA). Me parece un planteamiento simplista (que no simplificador), además de una exhibición de su desconocimiento mismo de la historia de nuestra ortografía a la que tan alegremente se acogen.
En fin, ¿no dicen que la ignorancia es la madre del atrevimiento? Pues eso.
Besos,
MJ

Eva Bravo dijo...

Pues reconozco que yo tengo declarada la tilde que tengo que escribir en las búsquedas informáticas. Cuando estás haciendo búsquedas rápidas, las veo tan estorbo... y los buscadores que las reconocen me hacen perder la paciencia (los resultados a veces no son iguales con tilde que sin tilde. Mis peleas con Fama son terribles.

LPR dijo...

Ni muerte, ni amor, ni xenofobia, ni Google llevan tilde... Por cierto, ayer me fijé en que el paquete de azúcar que tengo en la despensa exhibe la frase "¡Postres naturales hechos por tí!". Pues eso, la mejor manera para amargar el café de la mañana. Besos a Eva, a Mariajo y a quienes nos leen.

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.