lunes, 4 de julio de 2011

Puesto ya el pie en el estribo... hasta pronto

Así Miguel de Cervantes se refería al propio final de su vida en una dedicatoria al Conde de Lemos con la que cerraba en 1616 la escritura de su Persiles:




Puesto ya el pie en el estribo
con las ansias de la muerte,
gran señor, ésta te escribo.



Nos podemos despedir con hasta luego, chao, chau (como aprendí leyendo a Cortázar o Benedetti), hasta la vista. En latín se despedían con VALE, del verbo VALERE (‘ser fuerte’, ‘tener salud’) que aparecía en fórmulas desiderativas como vale, valete, cura ut valeas (cuida de estar bien), si vales, bene est, ego valeo etc. Con adiós (de la expresión a Dios seas) se despedía Cervantes del mundo, días antes de morir, en otro pasaje del Persiles: Adiós gracias, adiós, donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida.


Nosolodeyod también se despide. Volvemos al blog en septiembre, como siempre, con novedades. Mejor descansar en verano para ir cogiendo carrerilla. Ponemos el pie en el estribo por este curso y nos tomamos ya las vacaciones, ha sido un curso agotador y toca estar en muchos sentidos wireless -sin red:
Y tú, ¿de qué forma te sueles despedir? ¿Cómo cierras una conversación telefónica o un correo electrónico? ¿Has observado diferencias entre tus fórmulas de despedida y las de gente mayor o menor que tú? Deja tu comentario y... hasta pronto.
Leer más
Así Miguel de Cervantes se refería al propio final de su vida en una dedicatoria al Conde de Lemos con la que cerraba en 1616 la escritura de su Persiles:




Puesto ya el pie en el estribo
con las ansias de la muerte,
gran señor, ésta te escribo.



Nos podemos despedir con hasta luego, chao, chau (como aprendí leyendo a Cortázar o Benedetti), hasta la vista. En latín se despedían con VALE, del verbo VALERE (‘ser fuerte’, ‘tener salud’) que aparecía en fórmulas desiderativas como vale, valete, cura ut valeas (cuida de estar bien), si vales, bene est, ego valeo etc. Con adiós (de la expresión a Dios seas) se despedía Cervantes del mundo, días antes de morir, en otro pasaje del Persiles: Adiós gracias, adiós, donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida.


Nosolodeyod también se despide. Volvemos al blog en septiembre, como siempre, con novedades. Mejor descansar en verano para ir cogiendo carrerilla. Ponemos el pie en el estribo por este curso y nos tomamos ya las vacaciones, ha sido un curso agotador y toca estar en muchos sentidos wireless -sin red:
Y tú, ¿de qué forma te sueles despedir? ¿Cómo cierras una conversación telefónica o un correo electrónico? ¿Has observado diferencias entre tus fórmulas de despedida y las de gente mayor o menor que tú? Deja tu comentario y... hasta pronto.

9 comentarios:

Trilce dijo...

Bueno, y yo que pienso que el verano es la mejor época para darle vida a un blog... Esperaremos el regreso con expectación.

Contestando a la pregunta, en persona suelo despedirme con un «hasta luego» o en valenciano. Los correos electrónicos, sin embargo, los cierro con «un saludo» si son relativamente formales, sin nada si ha habido ya un intercambio prolongado de respuestas o en latín si hay confianza y el interlocutor da pie a gastar alguna broma ;-)

Nos vemos en septiembre.

Anónimo dijo...

¿Acabas ya? Yo tengo un examen el ¡¡14 de julio!! Me voy a cambiar de universidad ya mismo.
Yo me despido como Trilce en los mensajes de correo formales; con un abrazo en los semiformales y con un beso en los amistosos.

Buen verano,
MJGF

Andrés dijo...

Cuando preparo un escrito para alguna empresa u organismo oficial, siempre que no vaya a un remitente determinado, lo empiezo y termino del mismo modo; me gusta empezar con "A quien corresponda..." y terminarlo con eso de "...para que conste y surta los efectos oportunos. Atentamente. Saludos". Me gusta como suena.

(Feliz verano Lola, pero...empezar el sábado leyendo a Muñoz Molina en Babelia y la nueva entrada del blog es ya una tradición para muchos. No lo digo por nada, sólo apunto el dato, ya sabes... para que conste y surta los efectos oportunos.)
Estaremos deseando leeros presto contentos en septiembre.

http://youtu.be/eKBMmnFgmBo

Vicente dijo...

Habitualmente, medio e interlocutor condicionan también en mi caso salutaciones y despedidas. A mis hijos, cada noche, una retahíla que termina con "Buenas noches, felices sueños y que Dios te bendiga". A mis alumnos, "viento en las velas"; a las valiosas -justo es reconocer que suelen ser chicas- "tene qvod habes".
Este blog me ha dado mucha vida en un curso bastante olvidable por todo lo demás, así que de vosotros quisiera despedirme por todo lo alto y con (mis?) palabras mejores, que son de Catulo:
O DVLCES COMITVM VALETE COETVS,
LONGE QVOS SIMVL A DOMO PROFECTOS
DIVERSAE VARIAE VIAE REPORTANT.

Y es que
IAM MENS PRAETREPIDANS AVET VAGARI...

Andreas dijo...

Auf wiedersehen! Einen schönen Sommer, Lola!

Así, por lo menos, lo diría en alemán. ;-) Disfruta de tu verano y de las vacaciones. Ya me alegro a leer las novedades en septiembre. ¡Todavía sigo el blog!

Un salduo desde Alemania

Andreas

Anónimo dijo...

Pues yo me suelo despedir de mis amigos con un "a más ver", que siempre queda bien y es un poco diferente de las modas al uso. Y así como despedida, pasando del Quijote a Javier Marías dejo las palabras finales de su novela favorita mía, que son también una despedida:

Y cuán poco va quedando de cada individuo en el tiempo inútil como la nieve resbaladiza, de qué poco hay constancia, y de ese poco tanto se calla, y de lo que no se calla se recuerda después tan sólo una mínima parte, y durante poco tiempo: mientras viajamos hacia nuestra difuminación lentamente para transitar tan sólo por la espalda o revés de ese tiempo, donde uno no puede seguir pensando ni se puede seguir despidiendo: ‘Adiós risas y adiós agravios. No os veré más, ni me veréis vosotros. Y adiós ardor, adiós recuerdos’.

¡Feliz verano, Lola!

JRM

Itzall dijo...

Como primer comentario en este blog hablo de despedidas...
En persona y de todo el mundo me despido con un "hasta luego" porque un "adiós" me parece demasiado definitivo. Por escrito "un saludo", si es formal y "un abrazo" que deseo dar de verdad, si es para amigos.
Un abrazo.
SGA

Verónica Ruscio dijo...

Hoy me desperté pensando en cuánto hacía que no leía novedades de no sólo de yod... He entrado, leído y recordado por qué. ¡Falta mucho hasta septiembre! Tendré que esperar.

Suelo despedirme con saludos (cordiales o atentos) cuando el trato es más formal y con besos cuando acerco bastante las distancias. Te dejo aquí un enlace a una reflexión que escribí hace un tiempito sobre los saludos. Tal vez te interese: http://conletraclara.blogspot.com/2011/04/detras-de-los-saludos-cordiales.html.

Un beso (despedida cercana porque ¿qué es el Atlántico sino un charco grande?).

LPR dijo...

Gracias, Verónica. Me alegra que vuelvas por aquí después de tantas semanas sin ver tus comentarios. Yo también soy de mandar muchos "besos". A cualquiera que sea cercano. ¿Para qué escatimar? ¡Hasta muy pronto!

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.