sábado, 10 de diciembre de 2011

Solamente una vez...

La palabra hápax viene del griego, significa 'una sola vez' y se emplea para designar a una palabra o expresión de la que solo se tiene un ejemplo documentado en la historia de un idioma. Como hablantes, heredamos palabras, sonidos y gramática de otros, pero también tenemos capacidad para crear e innovar, por eso cambian las lenguas. Pero ¿existen construcciones únicas en la historia de la lengua? Sobre este tema se ha celebrado el jueves y viernes de esta semana en la Universidad de Tubinga, en el suroeste de Alemania y junto a la Selva Negra, el Coloquio sobre Hápax sintácticos y gramática histórica en español, exquisitamente organizado por Johannes Kabatek, Álvaro Octavio de Toledo y Huerta y Albert Wall (www.kabatek.de/hapax)
Las sesiones se han celebrado en una preciosa sala del Schloss o castillo de la ciudad, donde una veintena de asistentes (en la galería he colgado algunas fotos) hemos intercambiado ideas y argumentos en torno al asunto. Ha sido un coloquio muy interesante, con un tema realmente original y provocador: ¿qué margen da la creatividad lingüística para crear anomalías en la sintaxis?, ¿cómo convive lo tradicional con lo único en la historia de la lengua española?, ¿cuánto de lo anómalo lo es solamente a nuestros ojos pero no lo era para los hablantes pasados del español? Creo que estos asuntos van a ocuparnos mucho en los próximos años, al igual que ha ocurrido con el concepto de tradición discursiva, difundido desde Tubinga muy exitosamente a la comunidad hispánica particularmente desde el coloquio que sobre ese tema organizó J. Kabatek en 2005. Tú como hablante, ¿eres consciente de haber creado alguna vez una palabra o uso lingüístico nuevo? ¿Qué palabras o estructuras has oído muy raramente y te parecen que solo han pasado una vez? ¿Eres original o conservador al hablar y escribir? Deja tu comentario.
Leer más
La palabra hápax viene del griego, significa 'una sola vez' y se emplea para designar a una palabra o expresión de la que solo se tiene un ejemplo documentado en la historia de un idioma. Como hablantes, heredamos palabras, sonidos y gramática de otros, pero también tenemos capacidad para crear e innovar, por eso cambian las lenguas. Pero ¿existen construcciones únicas en la historia de la lengua? Sobre este tema se ha celebrado el jueves y viernes de esta semana en la Universidad de Tubinga, en el suroeste de Alemania y junto a la Selva Negra, el Coloquio sobre Hápax sintácticos y gramática histórica en español, exquisitamente organizado por Johannes Kabatek, Álvaro Octavio de Toledo y Huerta y Albert Wall (www.kabatek.de/hapax)
Las sesiones se han celebrado en una preciosa sala del Schloss o castillo de la ciudad, donde una veintena de asistentes (en la galería he colgado algunas fotos) hemos intercambiado ideas y argumentos en torno al asunto. Ha sido un coloquio muy interesante, con un tema realmente original y provocador: ¿qué margen da la creatividad lingüística para crear anomalías en la sintaxis?, ¿cómo convive lo tradicional con lo único en la historia de la lengua española?, ¿cuánto de lo anómalo lo es solamente a nuestros ojos pero no lo era para los hablantes pasados del español? Creo que estos asuntos van a ocuparnos mucho en los próximos años, al igual que ha ocurrido con el concepto de tradición discursiva, difundido desde Tubinga muy exitosamente a la comunidad hispánica particularmente desde el coloquio que sobre ese tema organizó J. Kabatek en 2005. Tú como hablante, ¿eres consciente de haber creado alguna vez una palabra o uso lingüístico nuevo? ¿Qué palabras o estructuras has oído muy raramente y te parecen que solo han pasado una vez? ¿Eres original o conservador al hablar y escribir? Deja tu comentario.

7 comentarios:

Angelus-Ruy dijo...

Ummm, me gustaría autoejemplificarme en este artículo, pero no lo voy a hacer, lo que sí diré es que me encanta inventarme palabras, sobre todo por la derivación no común, pero la creación en sí misma considerada también. Es algo que me divierte, y que uso tanto al hablar como al escribir.

En cuanto a lo que es o no original en mi forma de hablar, puedo decir que ya no sé qué es hablar originalmente o de forma conservadora, porque una vez que algo ya no se usa por anticuado, pero alguien lo usa, ¿es original por usar algo que no se usa, o es anticuado por el hecho de que es un uso que se usó, pero que dejó de usarse? No sé, a mi me gusta usar parafrasis y términos poco usados y que espero ir ampliando ya que aún no es muy abundante.

Todo sea por la creatividad al hablar...

ANGELUS

Angelus-Ruy dijo...

Buenas, he publicado algo en un blog en el que participo,

http://grupont.blogspot.com/2011/12/la-verdad-en-la-verdad.html

Es un artículo en el que hablo de mitología e historia, partiendo de textos medievales nórdicos, aunque el tema es la realidad que se puede entrever detrás de cada mito o leyenda.

Este comentario no es para que lo publique, sino para invitarle a leerlo y que de su opinión sobre el mismo, ya que como filóloga sería una opinión muy válida para mí. Verá que el estilo del artículo es muy chabacano, pero lo es de forma deliberada.

Saludos.

ANGELUS

Andrés dijo...

Lola,mi sobrina que empieza a hablar poco a poco, desde hace unos meses se refiere al chupete como "la oti", depués de leer tu entrada me pregunto si eso podría valer como ejemplo de hápax, porque no acabo de entender del todo lo que supone o no un hápax. Un saludo

LPR dijo...

Hola Andrés. Es una creación propia, que, que sepamos, no ha traspasado a otros hablantes. Así que sí, es un hápax autorial (solo se da en ella pero más de una vez) :)

Ricardo Gómez dijo...

El pasado sábado, en el programa "Saca la lengua" de La 2, el tema fue la creación de nuevas palabras: http://www.rtve.es/alacarta/videos/saca-la-lengua/saca-lengua-10-12-11/1269752/

Un saludo.

LPR dijo...

¡Gracias por el vínculo!

Laura Esteban Araque dijo...

Qué entradas tan interesantes tiene este blog...

Es divertido eso de inventarse palabras, aunque aún tengo mis dudas sobre esto... Lola, ¿el vocabulario del glíglico de Cortázar sería un ejemplo de hápax?

Yo tiendo y me esfuerzo por realizar un uso correcto de la lengua al hablar y, sobre todo, al escribir, ¿supone eso ser conservador? Porque si innovar quiere decir usar esas atrocidades que la RAE va aceptando en el lexicón (como "asín")... prefiero volver a usar el "vuestra merced" y hala. Quizá sea exagerado, pero soy de las personas que siguen pronunciando la p de palabras como psicología y digo "idos" cuando quiero emplear el imperativo del verbo ir. Eso sí, también "practico" la variedad diafásica, así que, ¿por qué decantarse por ser original o conservador cuando se puede ser las dos cosas? En cualquier caso, ya se sabe: es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas, ¡por muy original que se sea!

¡Buenas noches!

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.