viernes, 14 de septiembre de 2012

Congreso Historia de la Lengua Española #y 4:

Hoy se ha terminado el IX Congreso Internacional de Historia de la Lengua Española celebrado en Cádiz (la última tirada de fotos está disponible aquí). Y hago balance, ya de vuelta en casa. En mi opinión, hay rasgos comunes a los congresos de Historia de la Lengua Española:
-En primer lugar, su alto grado de presencialidad. Ese fenómeno de llegar + dar la charla + irse de vuelta casa no es común entre quienes participan en los encuentros de la AHLE: gran parte de los congresistas permanecen varios días (o todos) en el congreso, oyendo a los compañeros, intercambiando opiniones, en los cafés... eso ayuda a mantener diálogos científicos, a afianzar redes, a consolidar la solidez de esta disciplina.
-En segundo lugar, su diversidad interna. Es algo que me alegra muchísimo de estos congresos: aquí asisten catedráticos pero también jóvenes doctorandos interesados en la materia. Hago un guiño a algunos de los chicos de AJIHLE que han expuesto y les alabo su valentía y entusiasmo.
Pero también en los congresos va pasando el tiempo y se van observando cambios en la forma de entender la investigación académica y de explicarla a los demás. Así, hemos visto cómo cada vez más se tiende a exponer los textos antes que a leerlos y se ha consolidado completamente la costumbre de utilizar un medio de apoyo (presentación en imágenes, ejemplario... y estos, además, cada vez más exhaustivos para que te los puedas llevar casi como resumen hasta que salgan las actas).
Se termina ya la serie de entradas que he dedicado esta semana de forma especial al Congreso. Saludo a todos los compañeros que he conocido, reencontrado y saludado estos días. Y desde Nosolodeyod felicito por su gestión a José Mª García Martín, catedrático de la Universidad de Cádiz y presidente del Comité Organizador de este IX Congreso, y doy las gracias a todos los que han estado trabajando en la secretaría y las aulas durante estas cinco jornadas. Vuestro esfuerzo ha permitido que nos volvamos a encontrar bajo el común interés por la Historia del Español.
Tres de las alumnas-azafatas que
han colaborado en el Congreso
 
 
Leer más
Hoy se ha terminado el IX Congreso Internacional de Historia de la Lengua Española celebrado en Cádiz (la última tirada de fotos está disponible aquí). Y hago balance, ya de vuelta en casa. En mi opinión, hay rasgos comunes a los congresos de Historia de la Lengua Española:
-En primer lugar, su alto grado de presencialidad. Ese fenómeno de llegar + dar la charla + irse de vuelta casa no es común entre quienes participan en los encuentros de la AHLE: gran parte de los congresistas permanecen varios días (o todos) en el congreso, oyendo a los compañeros, intercambiando opiniones, en los cafés... eso ayuda a mantener diálogos científicos, a afianzar redes, a consolidar la solidez de esta disciplina.
-En segundo lugar, su diversidad interna. Es algo que me alegra muchísimo de estos congresos: aquí asisten catedráticos pero también jóvenes doctorandos interesados en la materia. Hago un guiño a algunos de los chicos de AJIHLE que han expuesto y les alabo su valentía y entusiasmo.
Pero también en los congresos va pasando el tiempo y se van observando cambios en la forma de entender la investigación académica y de explicarla a los demás. Así, hemos visto cómo cada vez más se tiende a exponer los textos antes que a leerlos y se ha consolidado completamente la costumbre de utilizar un medio de apoyo (presentación en imágenes, ejemplario... y estos, además, cada vez más exhaustivos para que te los puedas llevar casi como resumen hasta que salgan las actas).
Se termina ya la serie de entradas que he dedicado esta semana de forma especial al Congreso. Saludo a todos los compañeros que he conocido, reencontrado y saludado estos días. Y desde Nosolodeyod felicito por su gestión a José Mª García Martín, catedrático de la Universidad de Cádiz y presidente del Comité Organizador de este IX Congreso, y doy las gracias a todos los que han estado trabajando en la secretaría y las aulas durante estas cinco jornadas. Vuestro esfuerzo ha permitido que nos volvamos a encontrar bajo el común interés por la Historia del Español.
Tres de las alumnas-azafatas que
han colaborado en el Congreso
 
 

4 comentarios:

Angelus-Ruy dijo...

Muy interesante, sin duda. Lo de las conferencias se hacen más amenas (a veces lo son per se) con esos apoyos visuales que, por otra parte, suelen ayudar a la comprensión. Haciendo un buen uso de ellas se optimiza la retroalimentación entre conferenciante-público.

Un saludo.

Margarita dijo...

Profesora Pons, soy una de las alumnas colaboradoras del congreso, en concreto la del centro de la fotografía. He de transmitirle, hablando personalmente y en nombre de todos mis compañeros, los agradecimientos por este gesto, al mencionarnos y darnos las gracias. El sentimiento es mutuo, nosotros también debemos agradecerles el haber podido vivir esta experiencia, al mismo tiempo que tenemos que señalar la sencillez personal dentro de la grandeza académica de todos los congresistas, algo que pudimos ver el día de la clausura, con los agradecimientos en primera persona de gran parte de los asistentes.

Ha sido un placer, y nos alegramos que haya sido todo un éxito.

Saludos cordiales desde Cádiz.

Anónimo dijo...

¿Para cuándo estarán disponibles las actas? Me interesa la comnicación de Montero Cartelle y no pude asistir...

LPR dijo...

Hola. Si te interesa un texto en concreto te recomiendo que escribas directamente al profesor. No sé nada de las actas, pero puedes escribir al organizador del congreso, D. José M.ª García Martín. Saludos...

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.