miércoles, 28 de noviembre de 2012

Los impresores se multiplicaron por la tierra


En 1470, el monje Werner Rolewinck termina su crónica universal Fasciculus Temporum describiendo algunos hechos que ocurren en torno a la década de 1460, y ahí desliza esta frase “Et impressores librorum multiplicantur in terra” ('los impresores de libros se multiplicaron por la tierra'), haciendo alusión al nuevo invento de la imprenta. La anécdota la recuperó Lotte Hellinga, incunabulista, en su trabajo sobre El códice en el siglo XV. Y ahora que se celebra en Sevilla la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, me pregunto cuántas editoriales estarán representadas en esos anaqueles llenos de libros y cuántos de ellos estarán dedicados a la Historia de la Lengua.
Arco Libros, Ariel, Vervuert Iberoamericana, Peter Lang, Espasa Calpe... son las editoriales actuales que suelen publicar más libros vinculados a la Historia del español. Algunas de ellas son nuevas y otras muy vetustas, tanto que Menéndez Pidal también publicó en Espasa, además de en otras editoriales hoy ya olvidadas como Bailly-Bailliere e Hijos, donde sacó la edición de la Primera Crónica General de Alfonso X. En una carta de 1907 que escribió a Rufino José Cuervo, Pidal se quejaba de que no tenía ejemplares suficientes de la obra como para regalar a sus compromisos y que la editorial en cambio los mandaba a diarios provinciales: ”El editor, con mano avara, no reparte más que para la propaganda; lo peor es que considera como propaganda adecuada El Carbayón de Oviedo, El Eco de Cuenca”.
¿Cuál es tu editorial preferida? ¿La que edita de la forma más gustosa y apetecible o la que edita de forma más barata y accesible? ¿Te has pasado al libro electrónico? ¿Tienes una editorial de Historia de la Lengua de cabecera o consumes, con mano avara, meras fotocopias? Deja tu comentario...
Leer más

En 1470, el monje Werner Rolewinck termina su crónica universal Fasciculus Temporum describiendo algunos hechos que ocurren en torno a la década de 1460, y ahí desliza esta frase “Et impressores librorum multiplicantur in terra” ('los impresores de libros se multiplicaron por la tierra'), haciendo alusión al nuevo invento de la imprenta. La anécdota la recuperó Lotte Hellinga, incunabulista, en su trabajo sobre El códice en el siglo XV. Y ahora que se celebra en Sevilla la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, me pregunto cuántas editoriales estarán representadas en esos anaqueles llenos de libros y cuántos de ellos estarán dedicados a la Historia de la Lengua.
Arco Libros, Ariel, Vervuert Iberoamericana, Peter Lang, Espasa Calpe... son las editoriales actuales que suelen publicar más libros vinculados a la Historia del español. Algunas de ellas son nuevas y otras muy vetustas, tanto que Menéndez Pidal también publicó en Espasa, además de en otras editoriales hoy ya olvidadas como Bailly-Bailliere e Hijos, donde sacó la edición de la Primera Crónica General de Alfonso X. En una carta de 1907 que escribió a Rufino José Cuervo, Pidal se quejaba de que no tenía ejemplares suficientes de la obra como para regalar a sus compromisos y que la editorial en cambio los mandaba a diarios provinciales: ”El editor, con mano avara, no reparte más que para la propaganda; lo peor es que considera como propaganda adecuada El Carbayón de Oviedo, El Eco de Cuenca”.
¿Cuál es tu editorial preferida? ¿La que edita de la forma más gustosa y apetecible o la que edita de forma más barata y accesible? ¿Te has pasado al libro electrónico? ¿Tienes una editorial de Historia de la Lengua de cabecera o consumes, con mano avara, meras fotocopias? Deja tu comentario...

10 comentarios:

Angelus-Ruy dijo...

En mi caso no me gustan las fotocopias, para nada, aunque durante la carrera no tuve otra opción que usarlas. Yo recomendaría a los profesores que en vez de dejar fotocopias colgaran los materiales, de tal forma que quien quiera imprime y quien no, no.

Por otro lado, si soy yo el que compro el libro, me gusta fijarme en la edición: qué introducción hay, si es de compromiso o es un texto serio. Tipo, espacios, cuerpo, etc. Intento, si puedo, que el libro sea cartoné, aunque muchas veces depende del bolsillo.

En cuanto a editoriales de Historia de la Lengua tengo de varias, ahí me adapto a lo que he encontrado.

El libro electrónico no termina de ser suficientemente atractivo para mí.

LPR dijo...

Yo tampoco tengo libro electrónico, no me interesa nada de momento. De mis editoriales preferidas de Historia de la Lengua: casi todas. Tal vez Vervuert y Arco son mis preferidas porque he trabajado muy bien con ellas cuando he publicado. Pero la desaparecida Gredos y la Historia de la lengua de Lapesa siguen siendo las primeras de la lista.

Pascual Garrido dijo...

Yo creo que hoy se está consiguiendo editar libros baratos muy bien hechos, han aparecido pequeñas editoriales que trabajan exquisitamente y a bajos precios, ojalá que puedan permanecer en estos duros o durísimos tiempos. Mi corta experiencia me impide tener una editorial de referencia pero sí, me gustan los libros de Arco Libros.
Una cosa más, Lola, me salgo de la entrada pero no del blog. Hace unos meses homenajeabas a María Moliner. Bueno, pues qué alegría que hoy se estrene nada menos que en el teatro La Abadía, de Madrid, la obra El diccionario, inspirada en su vida y su trabajo, ¿verdad? Saludos

Pepelu dijo...

Desde luego las publicaciones de Gredos son una maravilla. De la Historia de Lapesa no digo nada, porque como ya te comenté lo descubrí y lo compré gracias a ti, y la verdad es que lo he leído y lo guardo con fervor.
Yo tengo cierta debilidad por Cátedra, aunque suene poco original, llevaba leyéndola varios años antes de empezar la carrera, y a lo largo de la misma me he ido haciendo una colección enorme de Letras Hispánicas. En cuanto a la relación calidad precio, tanto en contenido como en formato físico, creo que es lo mejor que existe en España ahora mismo, y con diferencia. Además, no se pueden olvidar los "libritos" blancos de Letras Universales en los que, aún faltando el texto original en algunas piezas claves de la literatura, uno puede deleitarse de maravilla con los clásicos.
Lo del libro electrónico no acabo de entenderlo, cada vez que hablo con una persona que de verdad lee o se puede considerar lector, me dice que no lo usa y que no piensa comprarse uno. Me pregunto si todos esos miles de personas que, según dicen, sí los compran los usarán o no.

LPR dijo...

Siempre recomiendo comprar el manual de Lapesa, ¡al menos un manual de Historia de la Lengua en casa! Yo también tengo mucho cariño a los volúmenes de Cátedra aunque son muchos más simpáticos los cantos coloridos de Clásicos Castalia. No sabía que se estrenaba hoy esa obra. Qué interesante.

Ana Vázquez dijo...

En primer lugar enseñaros un enlace que encontré en Biblioteca Nacional y que tiene que ver con el tema de la impresión:
http://www.bne.es/es/Micrositios/Guias/MujeresImpresoras/
También haceros partícipe sobre el gran descubrimiento que ha supuesto para mí el libro digital. Al principio sólo era un regalo más de los que te hacen para pasar a ser un gran compañero de viaje. Es cierto que sólo lo utilizo para texto de relax, para textos de estudios sigo utilizando el formato papel ¿Será también cuestión de acostumbrarse? Démosle al menos una oportunidad.

Iñaki Cano dijo...

Aunque no soy fetichista (del papel), no creo que me enganche al libro electrónico, porque ofrece muy poco texto de una vez y no se puede trabajar por páginas y párrafos: seguro que a vosotros también os pasa eso de recordar que tal dato estaba 'en una página par, arriba'.

Y respecto a las editoriales, barreré para casa. Me gusta mucho la serie 'Cuadernos de la UNED', porque son suaves, amplios, baratos, resistentes y el lomo es de un verde muy bonito. 'Morfosintaxis histórica del español: de la teoría a la práctica', de Elena Azofra @MorFlog salió en esa colección.

Luego los libros que ha sacado la UNED con la editorial Ramón Areces (Corte Inglés, yuyu)son más feotes, y tienen la peculiaridad de se ajustan perfectamente al periodo lectivo: esto es, pasado el cuatrimestre, se autodestruyen. Obsolescencia programada que le llaman.

Antonio dijo...

Entre mis editoriales preferidas se encuentran Cátedra, Gredos y Arco Libros. Aunque tengo que admitir que le tengo un cariño especial a aquellos libros de Austral de mi época del instituto.
Mi manual de Historia de la Lengua es, por ahora, El español a través de los tiempos, de Rafael Cano Aguilar, aunque me encantaría tener un ejemplar de la magnífica obra de Lapesa. A ver si tengo suerte y me lo traen los Reyes Magos este año.
En cuanto al libro electrónico, creo que no podemos vivir ajenos a la realidad. Yo también prefiero el formato papel, por muchas razones, pero, aunque nosotros no lo lleguemos a presenciar, es obvio que el formato digital será el que impere dentro de unas décadas relegando al libro tradicional a un papel marginal.

Un saludo
Antonio Pedrote

Anónimo dijo...

Veo que el libro-e / e-book no atrae a la gente, como tampoco seducían a la gente en el siglo XV los libros impresos y llevan con nosotros más de 500 años. Tiempo al tiempo. (http://www.rodcollins.com/images/book-rip.jpg). Los e-book los uso para "consumir" literatura ocio, para leer sobre informática y Digital Scholarship; para leer sobre lingüística no me queda más remedio que el libro impreso, aún no hay editores atrevidos.

Editoriales de HLE no existen. Hay editoriales que publican, de vez en cuando, algo de HLE. Veuvert / Iberoamericana no está entre mis predilectas, como no lo está Peter Lang y otras que te publican si pagas. Hay un interesante artículo en Le Monde Diplomatique sobre "investigación pública, editoriales privada" (Recherche publique, revues privées en http://www.monde-diplomatique.fr/2012/12/MONVOISIN/48501)

La publicaciones de Gredos ERAN una maravilla. Lo malo es que la han considerado la editorial número 1 para las Lenguas y Literaturas Española, pero hoy no es GREDOS, es RBA.

jaramos.g dijo...

Yo he tenido que comprar ejemplares de un libro mío para ciertos compromisos ineludibles. Eso me ocurrió después de cobrar el 8% de las ventas. Como yo habrá cientos de autores. Humildes autores, claro.
Me estoy habituando sin gran dificultad al libro electrónico, incluso para artículos de revistas especializadas en formato digital.
Salud(os).

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.