miércoles, 30 de enero de 2013

Instantáneas #1. Enero 2013

Se acaba enero. Adiós (o hasta pronto) a mis alumnos de Historia del Español I (espero que sigáis pasando por el blog), y dentro de unos días, hola a los estudiantes de Historia de las Hablas Andaluzas. Dejo aquí cinco imágenes de momentos de este mes que se acaba. 

-Mi consejo para los estudiantes de Historia del Español que estaban de exámenes.


-El 16 de enero de 1481 se publicó la obra más famosa de Nebrija en su tiempo, Introductiones latinae.


-La ciudad es el bellísimo libro de Chaves Nogales sobre Sevilla. Una mañana   luminosa y madrugadora del mes me topé con este fragmento en el interior de la Casa de Comidas Catalina, junto al mercado de la Encarnación.

-Mi última adquisición (sí, otra vez siglo XV):

-Y mi última publicación, un artículo recién salido de imprenta y escrito en colaboración con Daniel Sáez. ¿El asunto? La enseñanza escolar de lengua española en la Andalucía del XIX y los modos de los maestros de antes.

Enero, de IANUARIUS, desde Jano, el dios de las dos caras y por ello, de las puertas. ¿Qué puertas se nos abrirán en febrero? Deja tu comentario...
Leer más
Se acaba enero. Adiós (o hasta pronto) a mis alumnos de Historia del Español I (espero que sigáis pasando por el blog), y dentro de unos días, hola a los estudiantes de Historia de las Hablas Andaluzas. Dejo aquí cinco imágenes de momentos de este mes que se acaba. 

-Mi consejo para los estudiantes de Historia del Español que estaban de exámenes.


-El 16 de enero de 1481 se publicó la obra más famosa de Nebrija en su tiempo, Introductiones latinae.


-La ciudad es el bellísimo libro de Chaves Nogales sobre Sevilla. Una mañana   luminosa y madrugadora del mes me topé con este fragmento en el interior de la Casa de Comidas Catalina, junto al mercado de la Encarnación.

-Mi última adquisición (sí, otra vez siglo XV):

-Y mi última publicación, un artículo recién salido de imprenta y escrito en colaboración con Daniel Sáez. ¿El asunto? La enseñanza escolar de lengua española en la Andalucía del XIX y los modos de los maestros de antes.

Enero, de IANUARIUS, desde Jano, el dios de las dos caras y por ello, de las puertas. ¿Qué puertas se nos abrirán en febrero? Deja tu comentario...

5 comentarios:

jaramos.g dijo...

Ese artículo sobre la enseñanza de español en el XIX debe estar interesante. Ya que no lo podré leer, formulo la pregunta que me haría antes de abordarlo: ¿ha cambiado mucho la didáctica de nuestra lengua desde entonces? Y adelanto una hipótesis: bastante poco. Con toda sinceridad, me gustaría quedar convencido de lo contrario al finalizar la lectura. Felicito a los autores. Salud(os).

LPR dijo...

Gracias por el comentario. Colgaré dentro de unos días el artículo en mi web www.lolapons.es El artículo habla del tipo de cartillas que se usaban; hoy han cambiado en el sitio de que son posconciliares y no enseñan a leer a través de oraciones. Sinceramente, ojalá que la preocupación de Antonio Balbina, el autor de que nos ocupamos, la tuviesen todos los maestros de hoy, la hubiesen tenido todos los maestros de ayer.

jaramos.g dijo...

Gracias, Lola. Lo leo y te comento. Salud(os).

Angelus-Ruy dijo...

Muy interesante lo del artículo. Por cierto, ¿tienes más separatas para dar? A mí me gustaría conseguir una, si no le importa en marzo me puedo pasar por su despacho para recoger una, antes no voy por Sevilla. Un saludo.

LPR dijo...

Sí, pásate. De todas formas, espero poder colgarlo en mi web www.lolapons,es

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.