jueves, 9 de mayo de 2013

Yo soy ese

Yo soy ese.

Ese sonido que pierdes a final de sílaba si eres andaluz.
Lo mismo me escribieron s que ss que  ese larga (⌠) en la Edad Media.
El que asocias al plural en la ilusión de tus certezas.
El que sin embargo es singular en lo que esperas sea solo una vez en tu vida: crisis.
Artículo en catalán balear sa.
Tilde diacrítica quién soy. 
El umbral de tus condiciones si me usas.
Voz de arriero so,  que antes fue un posesivo masculino so lugar = su lugar
Rozando las cuatro teclas cercanas en el teclado soy seda.
Y seda silbé en algunas sibilantes medievales perdidas: ts, sh, s
Ya lo sabes. Yo soy s. ¿Y qué es la s para ti?

Leer más
Yo soy ese.

Ese sonido que pierdes a final de sílaba si eres andaluz.
Lo mismo me escribieron s que ss que  ese larga (⌠) en la Edad Media.
El que asocias al plural en la ilusión de tus certezas.
El que sin embargo es singular en lo que esperas sea solo una vez en tu vida: crisis.
Artículo en catalán balear sa.
Tilde diacrítica quién soy. 
El umbral de tus condiciones si me usas.
Voz de arriero so,  que antes fue un posesivo masculino so lugar = su lugar
Rozando las cuatro teclas cercanas en el teclado soy seda.
Y seda silbé en algunas sibilantes medievales perdidas: ts, sh, s
Ya lo sabes. Yo soy s. ¿Y qué es la s para ti?

9 comentarios:

Antonio dijo...

Para mí es un sonido que empecé a emitir después de varios años residiendo en Sevilla. Antes ceceaba porque mi pueblo cecea. Es curioso pero cuando me voy por una temporada vuelvo ceceando.
Bonita entrada.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Muy bueno!

Marina dijo...

La S mayúscula era la única letra que escribía al revés durante mi primer curso del colegio, para enlazarla más fácilmente con la vocal siguiente. Como me dijeron que las letras tenían que "darse la manita"...

Patricia Manzano dijo...

La que inicia los Sueños con fuerza y se pierde con la de(')gana si eres del Sur. Pobre la que se pierde por ser la última. No menos lo es la que se olvida por estar "entormedio".

LPR dijo...

Ja ja, muy bueno, gracias. Y Suerte

Isabel dijo...

¿No la estamos perdiendo un poco en Sevilla? Quiero decir que cada vez descubro a más gente de Sevilla (y a mí misma) que al hablar distingue s y z. !Me da mucho coraje!

Anónimo dijo...

Mi seña de identidad como seseante: de origen "venesolano" e hija adoptiva de Sevilla. Saludos. Daniela Chaveli.

Itzall dijo...

Para mí la S es la inicial de mi nombre, la primera letra que aprendí a escribir, así que la letra más importante de mi vida.
Lola, muchas gracias por hacernos pararnos a pensar sobre estas cosas aunque sea un minuto.

Diego dijo...

Imagína lo que representa la "s" para un norteño como yo. Todavía no la he perdido al final de sílaba y espero no hacerlo nunca (aunque alguna vez se me escapa) ya que nunca se deben olvidar los orígenes de cada uno.

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.