domingo, 6 de octubre de 2013

Yo-d excursión: Lebrija

Qué alegría cerrar la agenda el fin de semana y poder darse un respiro. En la serie que hoy abro (Yod excursión) os cuento algunas escapadas que voy haciendo relacionadas con la Historia de la Lengua. La primera es Lebrija, el lugar de nacimiento y crianza de Antonio Martínez de Cala y Jarava, esto es, nuestro conocido Antonio de Nebrija (1441-1522), que tomó su apelativo de la forma latina de Lebrija: Nebrissa Veneria
La figura de Nebrija es fundamental para la historia del español por ser el autor de la primera gramática completa de una lengua romance, su Gramática castellana de 1492, aunque en su tiempo fue sobre todo conocido por latinista y autor de las Introductiones latinae que trajeron a la enseñanza del latín en España la impronta italiana de Lorenzo Valla. 

Yo no había estado nunca en Lebrija (aunque estudié en un colegio llamado "Academia Nebrija") y recomiendo mucho la visita: podéis ver fotos aquí.
Tiene más de 25.000 habitantes y está situada al suroeste de Sevilla, en la comarca del Bajo Guadalquivir, a un pasito de la provincia de Cádiz. Tiene huella mudéjar y judía (una calle, “Sinagoga”) y una colección de iglesias y casas señoriales muy interesante. Es pueblo muy armónico, señorial, de piedra blanca, ventanas grandes que bajan al nivel de la calle, rejería contundente, plaza despejada. Y está muy vivo: ¡cuántos niños pude ver por Lebrija arriba y abajo de las cuestas que lo recorren! Desde 1441 hasta hoy... cuántos años han pasado por el pueblo, pero una se pregunta por qué calle paseó al salir de misa nuestro Nebrija o qué parte del derruido castillo tocó antes de marchar a estudiar a Salamanca. Mi propuesta: Lebrija como sitio de peregrinación para filólogos, gramática nebrisense bajo el brazo. 
Gracias por acompañarme en esta primera excursión. Deja tu comentario...
Leer más
Qué alegría cerrar la agenda el fin de semana y poder darse un respiro. En la serie que hoy abro (Yod excursión) os cuento algunas escapadas que voy haciendo relacionadas con la Historia de la Lengua. La primera es Lebrija, el lugar de nacimiento y crianza de Antonio Martínez de Cala y Jarava, esto es, nuestro conocido Antonio de Nebrija (1441-1522), que tomó su apelativo de la forma latina de Lebrija: Nebrissa Veneria
La figura de Nebrija es fundamental para la historia del español por ser el autor de la primera gramática completa de una lengua romance, su Gramática castellana de 1492, aunque en su tiempo fue sobre todo conocido por latinista y autor de las Introductiones latinae que trajeron a la enseñanza del latín en España la impronta italiana de Lorenzo Valla. 

Yo no había estado nunca en Lebrija (aunque estudié en un colegio llamado "Academia Nebrija") y recomiendo mucho la visita: podéis ver fotos aquí.
Tiene más de 25.000 habitantes y está situada al suroeste de Sevilla, en la comarca del Bajo Guadalquivir, a un pasito de la provincia de Cádiz. Tiene huella mudéjar y judía (una calle, “Sinagoga”) y una colección de iglesias y casas señoriales muy interesante. Es pueblo muy armónico, señorial, de piedra blanca, ventanas grandes que bajan al nivel de la calle, rejería contundente, plaza despejada. Y está muy vivo: ¡cuántos niños pude ver por Lebrija arriba y abajo de las cuestas que lo recorren! Desde 1441 hasta hoy... cuántos años han pasado por el pueblo, pero una se pregunta por qué calle paseó al salir de misa nuestro Nebrija o qué parte del derruido castillo tocó antes de marchar a estudiar a Salamanca. Mi propuesta: Lebrija como sitio de peregrinación para filólogos, gramática nebrisense bajo el brazo. 
Gracias por acompañarme en esta primera excursión. Deja tu comentario...

5 comentarios:

Néstor Rangel dijo...

Guao! Que bellas bitacora y cronica! Algun dia estare por esos lares. Gracias por la generosidad de compartir!

P dijo...

Qué bonita la idea y las fotos. Te sigo.

Miguel Torrejón dijo...

¡Gran entrada y gran visita, Lola! Este verano un grupito de filólogos estuvimos allí visitando a una de nuestras amigas y ya aprovechamos para conocer la ciudad, fotografiarnos con D. Antonio, tapear algo y refrescarnos para sobrellevar mejor el intenso calor que hacía. La verdad es que nos gustó mucho, tiene su encanto.

Te invito a que en una de tus escapadas visites Carmona. Si no has estado nunca, estoy seguro de que podrás encontrar cosas relacionadas con la historia de nuestra lengua en alguno de sus muchos rincones. ¡Aquí la historia rebosa por todas partes!

Vicente dijo...

Enamorado de la Historia de la lengua y de la Música histórica, visité por primera vez Lebrija para cantar Cantigas de Santa María hace ya muuuuuuchos años, con Artefactum. Tu entrada de hoy me recuerda que debo volver. Tengo un facsímil bastante menesteroso de la Gramática Nebrisense -Servicio de Reproducción de libros. Librerías París-Valencia, 1992- de casi esos mismos años, los felices noventa de los quintos centenarios. He resuelto volver con veinte años más de letras y músicas. Igual de enamorado.

LPR dijo...

Me alegro de que te animes a visitar Lebrija. Hay mejores ediciones de la Gramática de Nebrija, una de Carmen Lozano en la Biblioteca de la RAE, por ejemplo. Saludos.

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.