viernes, 27 de diciembre de 2013

Gran hallazgo para la Filología

El Dr. João Yepes, colega muy querido
Lo primero es lo primero. Y lo primero es felicitar a João Yepes, profesor del Departamento de Cultura Hispánica de la Universidad de Miskatonic, cuya investigación modifica profundamente nuestro conocimiento sobre la vida, la vocación académica y las raíces sentimentales de don Ramón Menéndez Pidal. 
Por el trabajo de su padre, Pidal pasó en su niñez por varias capitales españolas, entre ellas, Sevilla. Pero no sabíamos que, buscando reencontrarse con algún viejo amigo de infancia, un Pidal ya veinteañero decidió volver a la capital hispalense y pasar aquí un verano. El profesor Yepes, de estancia en Sevilla el año pasado, topó con un conjunto de cartas y textos inéditos del maestro de la filología, olvidados en el Archivo Folclórico de Protocolos. En tales documentos se revela el calado que la cultura andaluza y, en concreto, el cante flamenco, dejó en Pidal. En esta carta a sus padres (1890) les dice:

“Tiempo es ya de que os revele la honda impresión que me ha causado mi reencuentro con los sevillanos y la conmoción que me ha supuesto oír flamenco en el tablao de doña Gabriela, en la calle Redes. Mi admiración se torna en emulación y a solas en la noche entono con los caseros de la Pensión Triana algún palo flamenco. El sanedrín local me jalea y me anima a seguir por esa senda de lo jondo”.

Yepes no solo transcribe estas cartas sino que indaga en el flamenco del tiempo de Pidal y encuentra una copla que se recogió en el libro Cancionerillo del río (Sevilla, Imprenta de Ruibal, 1890) que, muy fundadamente, Yepes atribuye a la pluma de don Ramón:

Ay qué gitana viene
la cuña castellana,
cuando baja de Burgos
y llega a Triana
llega a Triana, mare,
llega a Triana,
esa cuña lejana
ya es sevillana.

¡Bien por los avances por el conocimiento y por las investigaciones de impacto! El artículo completo lo puedes leer en la web de la prestigiosa revista que lo publica (Forschungen zur Geschichte der Älteren Yoden, aquí), te recomiendo que lo hagas y que luego dejes tu comentario.
Leer más
El Dr. João Yepes, colega muy querido
Lo primero es lo primero. Y lo primero es felicitar a João Yepes, profesor del Departamento de Cultura Hispánica de la Universidad de Miskatonic, cuya investigación modifica profundamente nuestro conocimiento sobre la vida, la vocación académica y las raíces sentimentales de don Ramón Menéndez Pidal. 
Por el trabajo de su padre, Pidal pasó en su niñez por varias capitales españolas, entre ellas, Sevilla. Pero no sabíamos que, buscando reencontrarse con algún viejo amigo de infancia, un Pidal ya veinteañero decidió volver a la capital hispalense y pasar aquí un verano. El profesor Yepes, de estancia en Sevilla el año pasado, topó con un conjunto de cartas y textos inéditos del maestro de la filología, olvidados en el Archivo Folclórico de Protocolos. En tales documentos se revela el calado que la cultura andaluza y, en concreto, el cante flamenco, dejó en Pidal. En esta carta a sus padres (1890) les dice:

“Tiempo es ya de que os revele la honda impresión que me ha causado mi reencuentro con los sevillanos y la conmoción que me ha supuesto oír flamenco en el tablao de doña Gabriela, en la calle Redes. Mi admiración se torna en emulación y a solas en la noche entono con los caseros de la Pensión Triana algún palo flamenco. El sanedrín local me jalea y me anima a seguir por esa senda de lo jondo”.

Yepes no solo transcribe estas cartas sino que indaga en el flamenco del tiempo de Pidal y encuentra una copla que se recogió en el libro Cancionerillo del río (Sevilla, Imprenta de Ruibal, 1890) que, muy fundadamente, Yepes atribuye a la pluma de don Ramón:

Ay qué gitana viene
la cuña castellana,
cuando baja de Burgos
y llega a Triana
llega a Triana, mare,
llega a Triana,
esa cuña lejana
ya es sevillana.

¡Bien por los avances por el conocimiento y por las investigaciones de impacto! El artículo completo lo puedes leer en la web de la prestigiosa revista que lo publica (Forschungen zur Geschichte der Älteren Yoden, aquí), te recomiendo que lo hagas y que luego dejes tu comentario.

14 comentarios:

Diego dijo...

Jajajaja :-)

Andrés dijo...

¡Qué bueno! La primera en la frente. Leyendo la entrada he pensado varias cosas: cómo puede querer tanto Lola al Doctor Yepes con esa cara que tiene el pobre; qué bueno que hubiera huellas de Pidal tan cerca de nosotros; cómo ha podido descubrir esos hallazgos en el archivo de Protocolo con la cara de cerrar el Vizcaíno que tiene el tal Yepes y lo cerca que lo tenía. También he pensado que Pidal hacía poesía hasta escribiéndole una carta a sus padres, y que vaya tela con Don Ramón cantando flamenco. Ahora, lo de la coplilla con Triana y la cuña castellana... tela, tela, jajajaja.
Feliz día de los inocentes, Lola Gila, digo...Pons

LPR dijo...

Andrés y Diego: veo que os tomáis con hilaridad este hallazgo y me sorprende.

Francisco A. Marcos-Marín dijo...

Excelente copla. Digna de la flor nueva. Feliz 28 y Feliz 2014. Como me dice Antonio Salvador, cuanto antes olvidemos el 2013, mejor.

Isabel dijo...

Ahhhggggggggg..... Confieso que me lo creí de pe a pa, no tenia ni idea del dia que es hoy. La copla me dejó estupefacta... Jajajajajajaja. Buenísssiiimoooooo, Lola.

Carlota dijo...

Ay, Lola, cómo me alegro de que grandes personalidades como el apuesto y bravo Dr. Yepes mejoren así nuestro conocimiento de Don Ramón. Y de que estés tú para contárnoslo, sobre todo. :))))))

Antonio dijo...

¡Qué bueno, Lola! Al principio casi me lo trago. Me encanta la copla, digna de ser interpretada en la próxima función de Navidad como temazo filológico.

Un abrazo y feliz año nuevo
Antonio

chus dijo...

Lola, tengo casi todos los números de la Forschungen zur gesichte der Älteren yoden y no consigo encontrar el artículo del Dr.Yepes. Seguiré investigando...Feliz2014

LPR dijo...

Gracias por los comentarios. Chus, tienes que consultar en la revista Forschungen... el número 27/3, II, (12), Beihefte 12, pp. 2345-5432. Puede que se haya colapsado el acceso a la versión electrónica de la revista, porque está siendo el tema del día y el servidor no aguanta tantas visitas.

LPR dijo...

Carlota, me agrada que llames bravo y apuesto al Dr. Yepes. Porque, en efecto, lo es. Pero, perdona, bonita, que está casado.

icanogar dijo...

Un respeto a la Universidad de Miskatonic, que es donde han estudiado munchos ministros del Gobierno de España. Yo he pedido un Erasmus Plis Plas, pero no me han respondido aún.

http://www.miskatonic-university.org/

LPR dijo...

Iñaki, no quiero ser agorera, pero somos muchos los que hemos querido estudiar en Miskatonic. Y que yo conozca solo aceptaron a Yepes y a José Sazatornil (Saza). Ve buscando una segunda opción más realista.

Sara González Ángel dijo...

Lola, no sabía que D. Joao Yepes era filólogo. Ahora entiendo mejor por qué hace de mecenas para proyectos como este en la ciudad http://culturadesevilla.blogspot.com.es/2013/12/el-ayuntamiento-trabaja-en-el-futuro.html

Néstor Rangel dijo...

Ciertamente gran hallazgo, D. Lola. Bien por los incansables investigadores. Feliz y fructifiero 2014!!! Gracias por todo.

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.