lunes, 29 de diciembre de 2014

Instantáneas #17. Diciembre 2014

La instantánea de este mes de diciembre es solo una, pero resume un trabajo muy largo y con muchas imágenes para mi galería personal de experiencias universitarias. El año pasado fue el Auto de los Reyes Magos; este año, pensé en algo más fácil de manejar... pero se me fue de las manos y terminé haciendo, en colaboración con la alumna Elena Viña Quintero, el Poema de Mio Cid. La idea de esta Función de Navidad es que, antes de las vacaciones, tomemos alguno de los textos que enseño como testimonios tempranos del primer castellano literario y lo digamos, sin alteraciones ni adaptaciones, en público. Fue el 17 de diciembre de 2014 en la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla. Participaron muchos de mis alumnos de la asignatura Historia del español, pero también compañeros profesores, becarios, estudiantes de máster, personal de servicios de la Facultad... La lista está aquí y podéis ver más imágenes en este vídeo resumen que he subido a mi canal de Youtube.

Guardaré para el recuerdo de este mes de diciembre el día de la representación, la comida previa con los participantes, el rato de los disfraces, la salida de 500 productos de higiene y alimentación infantiles para la Fundación Mornese de Sevilla y las decenas de bolsas de tapones para el niño Gonzalo Castillo
El público fue muy generoso, pero digo con orgullo que les ofrecimos un espectáculo (hecho por aficionados, ensayado en los descansos de las clases, a mediodía, a deshora) muy correcto y completo, con música de cancionero y un texto del Cid abreviado (45 minutos) al que no le faltó de nada: destierro, batalla con los moros, bodas de las hijas, afrenta de Corpes, león, cortes... hasta un Per Abat tuvimos. En fin, lo pasamos bien y sacamos para fuera capacidades que no creíamos albergar. Por eso quiero dar las gracias a todos los participantes, desde el primero de los actores (claro, el Cid, mi alumno Gabriel Montesinos que lo hizo estupendamente) al último de los figurantes sin texto, los músicos, las chicas de producción, los colaboradores... Gracias
Y un gran 2015 para todos los lectores de Nosolodeyod.

Leer más
La instantánea de este mes de diciembre es solo una, pero resume un trabajo muy largo y con muchas imágenes para mi galería personal de experiencias universitarias. El año pasado fue el Auto de los Reyes Magos; este año, pensé en algo más fácil de manejar... pero se me fue de las manos y terminé haciendo, en colaboración con la alumna Elena Viña Quintero, el Poema de Mio Cid. La idea de esta Función de Navidad es que, antes de las vacaciones, tomemos alguno de los textos que enseño como testimonios tempranos del primer castellano literario y lo digamos, sin alteraciones ni adaptaciones, en público. Fue el 17 de diciembre de 2014 en la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla. Participaron muchos de mis alumnos de la asignatura Historia del español, pero también compañeros profesores, becarios, estudiantes de máster, personal de servicios de la Facultad... La lista está aquí y podéis ver más imágenes en este vídeo resumen que he subido a mi canal de Youtube.

Guardaré para el recuerdo de este mes de diciembre el día de la representación, la comida previa con los participantes, el rato de los disfraces, la salida de 500 productos de higiene y alimentación infantiles para la Fundación Mornese de Sevilla y las decenas de bolsas de tapones para el niño Gonzalo Castillo
El público fue muy generoso, pero digo con orgullo que les ofrecimos un espectáculo (hecho por aficionados, ensayado en los descansos de las clases, a mediodía, a deshora) muy correcto y completo, con música de cancionero y un texto del Cid abreviado (45 minutos) al que no le faltó de nada: destierro, batalla con los moros, bodas de las hijas, afrenta de Corpes, león, cortes... hasta un Per Abat tuvimos. En fin, lo pasamos bien y sacamos para fuera capacidades que no creíamos albergar. Por eso quiero dar las gracias a todos los participantes, desde el primero de los actores (claro, el Cid, mi alumno Gabriel Montesinos que lo hizo estupendamente) al último de los figurantes sin texto, los músicos, las chicas de producción, los colaboradores... Gracias
Y un gran 2015 para todos los lectores de Nosolodeyod.

viernes, 19 de diciembre de 2014

El pequeño Nicolás en la historia de la lengua española


¡Pues claro que el pequeño Nicolás tenía que salir en nuestro blog! (Gracias por la idea, Mónica). Por si alguien fuera de España no sabe quién es el personaje del que he hablamos, enlazo aquí la página de Wikipedia donde se habla de él. Nuestro Nicolás, un cara que se colaba donde podía, entra en Nosolodeyod para plantearnos esta pregunta: ¿por qué pequeño y no chico?
El caso es que yo, y la mayoría de mis amigos sevillanos, usamos chico más que pequeño: diríamos que el portal de Belén es muy chico para tantos animales, irónicamente nos reiríamos al comentar que la barriga de Papá Noel es chica o pondríamos mala cara al ver que plato de jamón que hay para la cena de Navidad es demasiado chico. Por eso mismo, de alguien joven y de sexo masculino diríamos que es un niño, aunque sea universitario y veinteañero: un niño de mi clase... dirían mis alumnas de alguno de sus creciditos compañeros. Y junto con chico, usamos otros adjetivos también: Es muy nueva, por ejemplo, dirían en mi pueblo de una persona joven.
Sobre este asunto de chico y pequeño escribió un artículo muy bonito mi jefe, Manuel Ariza: "el castellano ha optado por elegir pequeño como adjetivo y chico como sustantivo mientras que en el andaluz chico es el adjetivo y niño el sustantivo". Ariza recuerda en ese trabajo la frase del Cid sobre sus hijas, cuando el rey las pide para casarlas con los perversos infantes de Carrión: "Infantes son e  de días chicas".
En el siglo XVI pequeño como adjetivo termina imponiéndose en Castilla a chico, que antes tenía un frecuente uso en la literatura. Y de la corte castellana ese uso se extendió a buena parte de la población, aunque a Andalucía no terminó de llegar pequeño. Más o menos como el pequeño Nicolás, que parece ser que operaba sobre todo en Madrid y el norte de España. Y que no se achicaba (verbo muy antiguo, más que su paralelo empequeñecer) en ningún contexto, por solemne que fuera. Y tú, ¿dices zagal, chaval, niño o mozo para el sustantivo? ¿Te parece que el premio de la lotería de Navidad es demasiado chico o demasiado pequeño? Deja tu pequeño comentario...

Leer más

¡Pues claro que el pequeño Nicolás tenía que salir en nuestro blog! (Gracias por la idea, Mónica). Por si alguien fuera de España no sabe quién es el personaje del que he hablamos, enlazo aquí la página de Wikipedia donde se habla de él. Nuestro Nicolás, un cara que se colaba donde podía, entra en Nosolodeyod para plantearnos esta pregunta: ¿por qué pequeño y no chico?
El caso es que yo, y la mayoría de mis amigos sevillanos, usamos chico más que pequeño: diríamos que el portal de Belén es muy chico para tantos animales, irónicamente nos reiríamos al comentar que la barriga de Papá Noel es chica o pondríamos mala cara al ver que plato de jamón que hay para la cena de Navidad es demasiado chico. Por eso mismo, de alguien joven y de sexo masculino diríamos que es un niño, aunque sea universitario y veinteañero: un niño de mi clase... dirían mis alumnas de alguno de sus creciditos compañeros. Y junto con chico, usamos otros adjetivos también: Es muy nueva, por ejemplo, dirían en mi pueblo de una persona joven.
Sobre este asunto de chico y pequeño escribió un artículo muy bonito mi jefe, Manuel Ariza: "el castellano ha optado por elegir pequeño como adjetivo y chico como sustantivo mientras que en el andaluz chico es el adjetivo y niño el sustantivo". Ariza recuerda en ese trabajo la frase del Cid sobre sus hijas, cuando el rey las pide para casarlas con los perversos infantes de Carrión: "Infantes son e  de días chicas".
En el siglo XVI pequeño como adjetivo termina imponiéndose en Castilla a chico, que antes tenía un frecuente uso en la literatura. Y de la corte castellana ese uso se extendió a buena parte de la población, aunque a Andalucía no terminó de llegar pequeño. Más o menos como el pequeño Nicolás, que parece ser que operaba sobre todo en Madrid y el norte de España. Y que no se achicaba (verbo muy antiguo, más que su paralelo empequeñecer) en ningún contexto, por solemne que fuera. Y tú, ¿dices zagal, chaval, niño o mozo para el sustantivo? ¿Te parece que el premio de la lotería de Navidad es demasiado chico o demasiado pequeño? Deja tu pequeño comentario...

martes, 2 de diciembre de 2014

Instantáneas #16. Noviembre 2014

Noviembre debía ser de luz, de humo y de estanque en calma. Pero tengo casi toda mi docencia concentrada de noviembre a enero, y voy de cabeza. De mi agenda vertiginosa saco algunas imágenes de noviembre para el recuerdo:
-Empezamos de nuevo el seminario de transcripción de manuscritos que vamos a desarrollar durante todo este curso, con una reunión al mes. Es libre, gratis y (creo) productivo. Aquí una imagen de los alumnos ante sus primeras transcripciones:

-Apareció mi último artículo, en la revista RILCE. ¿Se puede decir hay la casa en español? Y la mayoría dirá Noooo. Pues sí: en este trabajo muestro que hay muchísimos ejemplos históricos (y actuales) de esa construcción. Ha salido en un monográfico sobre historia de la lengua e intuición coordinado por mi compañera Araceli López Serena.

 -De nuevo de viaje: impartí en la Universidad Autónoma de Madrid un curso monográfico sobre las Glosas. Aquí una foto de los estudiantes que asistieron:


-Con mis alumnos de máster y grado visité el Archivo Histórico Provincial de Sevilla. Todos los años repito esta visita porque este archivo es muy manejable y también poco conocido en la ciudad. Nos atendió, una vez más, la archivera Eva Vázquez, que nos dejó ver de cerca manuscritos firmados por Cervantes, Mateo Alemán o Lope de Vega entre otros.

-Y por si fuera poca la actividad que todos tenemos encima, mis alumnos y yo nos hemos metido a a montar otra vez la función de Navidad de este año (¿recordáis la del año pasado?). Nuestra lectura dramatizada del Cid se celebrará el 17 de diciembre a las 17 horas en el Aula Magna a beneficio de la Fundación Mornese y el niño Gonzalo Castillo. Son bienvenidos productos infantiles de higiene y alimentación así como tapones de plástico. ¡Os esperamos! (¡¡Y que lleguen ya las vacaciones!!)
Leer más
Noviembre debía ser de luz, de humo y de estanque en calma. Pero tengo casi toda mi docencia concentrada de noviembre a enero, y voy de cabeza. De mi agenda vertiginosa saco algunas imágenes de noviembre para el recuerdo:
-Empezamos de nuevo el seminario de transcripción de manuscritos que vamos a desarrollar durante todo este curso, con una reunión al mes. Es libre, gratis y (creo) productivo. Aquí una imagen de los alumnos ante sus primeras transcripciones:

-Apareció mi último artículo, en la revista RILCE. ¿Se puede decir hay la casa en español? Y la mayoría dirá Noooo. Pues sí: en este trabajo muestro que hay muchísimos ejemplos históricos (y actuales) de esa construcción. Ha salido en un monográfico sobre historia de la lengua e intuición coordinado por mi compañera Araceli López Serena.

 -De nuevo de viaje: impartí en la Universidad Autónoma de Madrid un curso monográfico sobre las Glosas. Aquí una foto de los estudiantes que asistieron:


-Con mis alumnos de máster y grado visité el Archivo Histórico Provincial de Sevilla. Todos los años repito esta visita porque este archivo es muy manejable y también poco conocido en la ciudad. Nos atendió, una vez más, la archivera Eva Vázquez, que nos dejó ver de cerca manuscritos firmados por Cervantes, Mateo Alemán o Lope de Vega entre otros.

-Y por si fuera poca la actividad que todos tenemos encima, mis alumnos y yo nos hemos metido a a montar otra vez la función de Navidad de este año (¿recordáis la del año pasado?). Nuestra lectura dramatizada del Cid se celebrará el 17 de diciembre a las 17 horas en el Aula Magna a beneficio de la Fundación Mornese y el niño Gonzalo Castillo. Son bienvenidos productos infantiles de higiene y alimentación así como tapones de plástico. ¡Os esperamos! (¡¡Y que lleguen ya las vacaciones!!)

viernes, 28 de noviembre de 2014

Tocando arabismos del español

¡Qué divertidas han sido las fotos que me habéis ido mandando para el tercero de nuestros retos! Las he juntado (¡son muchas!) en este vídeo que he subido a mi canal de Youtube. Espero que lo veáis y lo disfrutéis. En las imágenes vamos viendo voces que llegaron al romance  durante el periodo de convivencia árabe en la Edad Media, pero también otras (como alcohol) que son arabismos científicos que se extendieron por vía libresca en toda la Europa medieval. Dando clases en la Universidad de Sevilla, hay que insistir a conciencia a los alumnos para desdecir el falso tópico de que el español hablado en Andalucía provenga del árabe. ¡Que noooooo! 


La fonética andaluza no es del árabe, pero la giganta que casi toca mi alumna Lucía Lamora (casualidad de apellido) desde su azotea en esta preciosa foto (que olvidé poner en el vídeo) sí es una huella árabe. Cada día veo el cielo de Sevilla herido señorialmente por esta torre, que es como una metáfora en ladrillo de la historia de sumas y destrucciones que es una lengua: la Giralda tiene en su base una placa latina sobre la que se hizo el alminar árabe que se remató luego con campanas en la Sevilla castellana del XVI. 
Y ahora, ¡vamos con el siguiente reto! E#Reto4 usa el hashtag #CidEnNavidad para invitar a todos los lectores a fotografiar paisajes, voces, versos, libros... del Poema de mio Cid. Mis alumnos y yo estamos montando una lectura dramatizada del CidSerá el próximo miércoles 17 de diciembre a las 17 h en el Aula Magna de la Facultad de Filología, la entrada es gratuita pero recogemos en la puerta alimentos no perecederos, productos de higiene personal y tapones de plástico. Entre todos aquellos alumnos de Historia del Español I que participen en la Función sortearé los últimos dos libros del Reto. 
Leer más
¡Qué divertidas han sido las fotos que me habéis ido mandando para el tercero de nuestros retos! Las he juntado (¡son muchas!) en este vídeo que he subido a mi canal de Youtube. Espero que lo veáis y lo disfrutéis. En las imágenes vamos viendo voces que llegaron al romance  durante el periodo de convivencia árabe en la Edad Media, pero también otras (como alcohol) que son arabismos científicos que se extendieron por vía libresca en toda la Europa medieval. Dando clases en la Universidad de Sevilla, hay que insistir a conciencia a los alumnos para desdecir el falso tópico de que el español hablado en Andalucía provenga del árabe. ¡Que noooooo! 


La fonética andaluza no es del árabe, pero la giganta que casi toca mi alumna Lucía Lamora (casualidad de apellido) desde su azotea en esta preciosa foto (que olvidé poner en el vídeo) sí es una huella árabe. Cada día veo el cielo de Sevilla herido señorialmente por esta torre, que es como una metáfora en ladrillo de la historia de sumas y destrucciones que es una lengua: la Giralda tiene en su base una placa latina sobre la que se hizo el alminar árabe que se remató luego con campanas en la Sevilla castellana del XVI. 
Y ahora, ¡vamos con el siguiente reto! E#Reto4 usa el hashtag #CidEnNavidad para invitar a todos los lectores a fotografiar paisajes, voces, versos, libros... del Poema de mio Cid. Mis alumnos y yo estamos montando una lectura dramatizada del CidSerá el próximo miércoles 17 de diciembre a las 17 h en el Aula Magna de la Facultad de Filología, la entrada es gratuita pero recogemos en la puerta alimentos no perecederos, productos de higiene personal y tapones de plástico. Entre todos aquellos alumnos de Historia del Español I que participen en la Función sortearé los últimos dos libros del Reto. 

martes, 11 de noviembre de 2014

Cinco años después

Era lectora de blogs femeninos y de viajes; había vuelto de pasar un curso dando clases en Oxford y tenía en prensa el manual La lengua de ayer. Un amigo muy querido había abierto en septiembre un blog de música para secundaria y me decía que funcionaba bien para la clase. ¿Por qué no probar? 
Pensé en varios nombres para el blog (cualquier lengua pasada fue durante días firme candidato en mi fuero interno), pero al final lo llamé nosolodeyod, para jugar con ese concepto tan difícil que ya conocían mis estudiantes de sus clases de Fonética Histórica. Puse mi nombre en sigla (LPR) y escribí la primera entrada el 11 de noviembre de 2009. Tímidamente conté el proyecto a mis alumnos. Subí las fotos de una visita que hicimos al Museo Arqueológico y una chica, Sandra, dejó el primer comentario.
Han pasado cinco años, 225 entradas, 1480 comentarios, 272.000 visitas... y me ha pasado de todo con el blog, todo bueno. Ahí sigo.
Sigo porque hay un componente de lealtad, de no abandonar la entrada semanal salvo en verano. Y un afán divulgativo, de enseñar, porque siempre he sabido que me gustaba dar clases. Pero sobre todo hay un íntimo anhelo que el lector no detecta: el afán de salvarme. Sigo por sacar la cabeza fuera y no nadar a favor de la corriente de la burocracia o las modas de investigación. Porque descubrí que la creatividad es un salto al vacío. Porque cada vez me aburren más el protocolo, los muros altos de la patria mía universitaria, y en el blog tengo un aula con paredes transparentes, en que entra gente de la calle a oírme en calidad de alumno transeúnte
Tú crees que escribo por altruismo, para culturizarte y atraerte a mi mundo, y yo lo hago porque quiero no hastiarme de ese mundo mío en que tú, como lector, has tenido el azar de entrar. Imaginas que lo hago para atraparte en las redes de la Historia de la lengua, y lo hago para sentirme más libre. No es generosidad: necesito salvarme y que me salves. Gracias por estar ahí.
Leer más
Era lectora de blogs femeninos y de viajes; había vuelto de pasar un curso dando clases en Oxford y tenía en prensa el manual La lengua de ayer. Un amigo muy querido había abierto en septiembre un blog de música para secundaria y me decía que funcionaba bien para la clase. ¿Por qué no probar? 
Pensé en varios nombres para el blog (cualquier lengua pasada fue durante días firme candidato en mi fuero interno), pero al final lo llamé nosolodeyod, para jugar con ese concepto tan difícil que ya conocían mis estudiantes de sus clases de Fonética Histórica. Puse mi nombre en sigla (LPR) y escribí la primera entrada el 11 de noviembre de 2009. Tímidamente conté el proyecto a mis alumnos. Subí las fotos de una visita que hicimos al Museo Arqueológico y una chica, Sandra, dejó el primer comentario.
Han pasado cinco años, 225 entradas, 1480 comentarios, 272.000 visitas... y me ha pasado de todo con el blog, todo bueno. Ahí sigo.
Sigo porque hay un componente de lealtad, de no abandonar la entrada semanal salvo en verano. Y un afán divulgativo, de enseñar, porque siempre he sabido que me gustaba dar clases. Pero sobre todo hay un íntimo anhelo que el lector no detecta: el afán de salvarme. Sigo por sacar la cabeza fuera y no nadar a favor de la corriente de la burocracia o las modas de investigación. Porque descubrí que la creatividad es un salto al vacío. Porque cada vez me aburren más el protocolo, los muros altos de la patria mía universitaria, y en el blog tengo un aula con paredes transparentes, en que entra gente de la calle a oírme en calidad de alumno transeúnte
Tú crees que escribo por altruismo, para culturizarte y atraerte a mi mundo, y yo lo hago porque quiero no hastiarme de ese mundo mío en que tú, como lector, has tenido el azar de entrar. Imaginas que lo hago para atraparte en las redes de la Historia de la lengua, y lo hago para sentirme más libre. No es generosidad: necesito salvarme y que me salves. Gracias por estar ahí.

martes, 4 de noviembre de 2014

¡En marcha el Reto 3!

Si el latín es una lengua muerta, ¿cómo puede estar tan viva en nuestro paisaje lingüístico? Y no solo en inscripciones antiguas (latinas o neolatinas) sino en bares, marcas y tiendas que nos rodean. En este mes de octubre nos propusimos como reto fotografiarnos ante paisaje lingüístico en latín. En este vídeo que he subido a mi canal de Youtube podéis ver (aquí) buena parte de las fotos recibidas. Además de alumnos de Historia del español de la Universidad de Sevilla han participado muchos alumnos de la Universidad de Salamanca y compañeros que ejercen como profesores dentro y fuera de España. ¡Muchas gracias! 
Os presento ahora el Reto3. Hasta el 23 de noviembre recibo fotos con la etiqueta #TocoÁrabe en la que os pido un selfi con dos arabismos, uno en cada mano. 
Aquí salgo con una naranja en una mano y agarrando mi almohada con la otra. La palabra naranja es persa pero vino a través del árabe, igual que el propio cultivo de esta fruta.  Y en cuanto a almohada, proviene del árabe muhadda, se usó desde el siglo XIII y reemplazó al romancismo haceruelo. 
Buscamos fotos personales, en que salgáis vosotros con dos objetos cuyo nombre venga del árabe o a través del árabe. Gracias por participar. 
¡La Filología se mueve!
Leer más
Si el latín es una lengua muerta, ¿cómo puede estar tan viva en nuestro paisaje lingüístico? Y no solo en inscripciones antiguas (latinas o neolatinas) sino en bares, marcas y tiendas que nos rodean. En este mes de octubre nos propusimos como reto fotografiarnos ante paisaje lingüístico en latín. En este vídeo que he subido a mi canal de Youtube podéis ver (aquí) buena parte de las fotos recibidas. Además de alumnos de Historia del español de la Universidad de Sevilla han participado muchos alumnos de la Universidad de Salamanca y compañeros que ejercen como profesores dentro y fuera de España. ¡Muchas gracias! 
Os presento ahora el Reto3. Hasta el 23 de noviembre recibo fotos con la etiqueta #TocoÁrabe en la que os pido un selfi con dos arabismos, uno en cada mano. 
Aquí salgo con una naranja en una mano y agarrando mi almohada con la otra. La palabra naranja es persa pero vino a través del árabe, igual que el propio cultivo de esta fruta.  Y en cuanto a almohada, proviene del árabe muhadda, se usó desde el siglo XIII y reemplazó al romancismo haceruelo. 
Buscamos fotos personales, en que salgáis vosotros con dos objetos cuyo nombre venga del árabe o a través del árabe. Gracias por participar. 
¡La Filología se mueve!

viernes, 31 de octubre de 2014

Instantáneas #15. Octubre 2014


Enlace permanente de imagen incrustada

Ahí van algunas imágenes de cosas que vi o hice en el mes de octubre:

-Los retos #SelfiePrerromano y #VeoLatín han estado funcionando muy bien; en mi canal de Twitter podéis ver la actividad incesante que están generando en la comunidad filológica. Me encanta que gracias a esta iniciativa estéis más atentos al paisaje lingüístico que os rodea. Y de ese paisaje lingüístico justamente me llegó esta foto, hecha por la compañera Elena Azofra en la calle Alonso Cano de Madrid. ¿Será una tienda filológica? :) 

-Asistí al coloquio que el grupo PASO (Poesía Andaluza del Siglo de Oro) celebró en Sevilla. El grupo PASO, fundado por Begoña López Bueno y dirigido ahora por el catedrático Juan Montero, lleva años dedicado a editar, estudiar y difundir la actividad poética sevillana en la época áurea. Tengo mucho cariño a sus componentes; muchos de ellos fueron mis profesores de literatura y no he querido nunca desvincularme de su magisterio.


-En la foto podéis ver, a la derecha, a Josema Rico, profesor de la Universidad de Huelva que fue brillantemente entrevistado en el Diario de Sevilla en agosto de este año: os recomiendo mucho leer el texto (aquí). 
-¿Capital de España? Todo en Suiza. Ese es el chiste que circula estos días ante la nueva constatación de que durante años, mientras tú y yo nos esforzábamos por disfrutar nuestra vida sin atropellar la de nadie, los que nos mandaban abrían cuentas en Suiza y atropellaban a un tiempo su honradez y nuestra confianza. Pues he estado en la verdadera capital de España para dar en la Universidad Complutense una conferencia sobre paisaje lingüístico. ¿Los alumnos? De los que me gustan: preguntones, con ideas, atentos.

Se acaba octubre, que era el mes ocho en latín, y le sigue el que fue su mes nueve, noviembre. ¿Que ha pasado para que estemos desplazados dos meses hacia adelante en nuestro calendario actual? Pues que en el calendario romano se añadieron dos meses más, enero y febrero, de forma que las denominaciones numéricas (como también las del mes siete: septembris o el mes diez: decembris) perdieron su motivación original.
Que en el mes número once que en su número esconde un nueve... ¡tengáis un montón de momentos de diez!
Leer más

Enlace permanente de imagen incrustada

Ahí van algunas imágenes de cosas que vi o hice en el mes de octubre:

-Los retos #SelfiePrerromano y #VeoLatín han estado funcionando muy bien; en mi canal de Twitter podéis ver la actividad incesante que están generando en la comunidad filológica. Me encanta que gracias a esta iniciativa estéis más atentos al paisaje lingüístico que os rodea. Y de ese paisaje lingüístico justamente me llegó esta foto, hecha por la compañera Elena Azofra en la calle Alonso Cano de Madrid. ¿Será una tienda filológica? :) 

-Asistí al coloquio que el grupo PASO (Poesía Andaluza del Siglo de Oro) celebró en Sevilla. El grupo PASO, fundado por Begoña López Bueno y dirigido ahora por el catedrático Juan Montero, lleva años dedicado a editar, estudiar y difundir la actividad poética sevillana en la época áurea. Tengo mucho cariño a sus componentes; muchos de ellos fueron mis profesores de literatura y no he querido nunca desvincularme de su magisterio.


-En la foto podéis ver, a la derecha, a Josema Rico, profesor de la Universidad de Huelva que fue brillantemente entrevistado en el Diario de Sevilla en agosto de este año: os recomiendo mucho leer el texto (aquí). 
-¿Capital de España? Todo en Suiza. Ese es el chiste que circula estos días ante la nueva constatación de que durante años, mientras tú y yo nos esforzábamos por disfrutar nuestra vida sin atropellar la de nadie, los que nos mandaban abrían cuentas en Suiza y atropellaban a un tiempo su honradez y nuestra confianza. Pues he estado en la verdadera capital de España para dar en la Universidad Complutense una conferencia sobre paisaje lingüístico. ¿Los alumnos? De los que me gustan: preguntones, con ideas, atentos.

Se acaba octubre, que era el mes ocho en latín, y le sigue el que fue su mes nueve, noviembre. ¿Que ha pasado para que estemos desplazados dos meses hacia adelante en nuestro calendario actual? Pues que en el calendario romano se añadieron dos meses más, enero y febrero, de forma que las denominaciones numéricas (como también las del mes siete: septembris o el mes diez: decembris) perdieron su motivación original.
Que en el mes número once que en su número esconde un nueve... ¡tengáis un montón de momentos de diez!

domingo, 19 de octubre de 2014

Entrevista a Francisco Rico


Francisco Rico, el más famoso editor del Quijote y posiblemente el hispanista más conocido para los estudiantes de Filología, aceptó hace meses ser entrevistado para Nosolodeyod. Algunas de las preguntas de este cuestionario fueron realizadas por los alumnos de Historia del Español II de la Universidad de Sevilla. Hemos hablado con él de Filología, de la universidad, de las jóvenes vocaciones y de poesía...
De todos los personajes que aparecen en el Quijote, ¿con cuál se siente más identificado y qué personaje podría perfilar cada etapa de su vida? (Pregunta de Dafne Benjumea) Me identifico con el bachiller Sansón Carrasco, que es un Jaimito que está allí procurando complicarlo todo, divirtiéndose mucho. De joven quizá me hubiera gustado ser el capitán, que es como un trasunto de Cervantes; de viejo me gustaría ser don Quijote y morir como él en la cama recibiendo los sacramentos, a la antigua.
Por desbarrada u original, ¿qué interpretación de El Quijote le ha sorprendido más?  No hay estupidez que no se haya dicho del Quijote. Hay interpretaciones resueltamente esotéricas: que es una epopeya de los judíos conversos, una alegoría de la conquista de América... En una interpretación vieja, que llegó de Francia a España, hay quienes han visto en el Quijote una sátira contra la nobleza española con la corte de Felipe III al fondo. Por otro lado, no es digna de ser echada en saco roto la interpretación hecha por un gran conocedor del texto, Bienvenido Morros, que tiene un libro donde dice que el Quijote enloqueció por no desahogarse en su vida sexual, es una venada erótico festiva hecha por un filólogo de gran categoría.
¿Cuándo y cómo aprendió Historia de la lengua? Yo me hice la carrera completa en primero; estudié el Navarro Tomás, el Manual de fonología histórica de don Ramón, el Lapesa y aprendí a transcribir; en Sintaxis estudié el Gili Gaya. Toda esa materia me la estudié en primero y la tenía muy practicada cuando me llegaron esas asignaturas. Me muevo bien para la Fonética Histórica pero nunca me he defendido bien con la sintaxis, y con la morfología: como cuando en Bachillerato me explicaron los pronombres y adjetivos me fui de viaje con mi abuelo nunca he acabado de distinguirlos...
¿Qué actitud tiene hacia los usos lingüísticos actuales? Puede parecer presunción y lo es, pero me juzgo con sensibilidad lingüística. Me considero una de las grandes autoridades en lingüística, no por mis estudios sino por ser hablante de verdad de la variedad castellana y luego por haberla purificado mucho con buenas lecturas. Yo soy castellano viejo y familia de castellano viejo, por consiguiente tengo buen fundamento: estudié algo de lingüística, he leído a los clásicos, tengo buen oído, por eso me considero norma del buen castellano. He vivido muchos años en Barcelona, he desarrollado capacidad de percepción y he procurado mantenemerme virgen impoluto de la posible influencia de otra variedad. Veo el juego de palabras en cualquier cosa que diga el otro y me precio de tener buen oído; soy buen improvisador de versos, jugaba con Carlos Barral a que uno golpeaba sobre la mesa un verso y el otro sacaba qué verso era. De la lengua moderna, me molesta que la gente no sea dueña de su lengua, lo mismo en España que en Italia no me gusta que la gente acate lo que se les dice sin mostrar capacidad de reacción. Dicen ahora en España boca a boca por de boca en boca, me dispara los nervios que la gente no vea que eso es falso y se ha impuesto no sé cómo, igual que se generaliza echar a faltar. Eso sí: en la duda de andó o anduvo siempre defiendo que se dice andó, pero que queda más pijo decir anduve y apegarte a una tradición que debería ser la norma de funcionamiento de la lengua. 
¿Qué le recomendaría a los alumnos que algún día se quieran dedicar, al igual que usted, a la investigación literaria? (Pregunta de Myriam Collantes de Terán) No tengo consejos prácticos, pero sí puedo aconsejar dos cosas: que lean muchos textos y que lean también mucha bibliografía. En mis tiempos era muy bueno leer las revistas de filología (la Revista de Filología Española de la primera época, la Nueva Revista de Filología Hispánica, Zeitschrift für romanische Philologie, Romance Philology...). Yo aprendí muchísimo con revistas, me compré entera la Nueva Revista de Filología Hispánica y la leí toda. Leer revistas te da muchas perspectivas para ir viendo por dónde van los tiros. Si alguien va a estudiar el Marcos Obregón de Vicente Espinel, le recomiendo (aunque parece una blasfemia) que lea primero la bibliografía, y luego ya lea bien el texto, contrastando lo que ha leído y sacando sus propias ideas. De leer el Marcos de Obregón (que, por otro lado, es bastante soso) y luego la bibliografía pueden salir muchos errores. No recomiendo la lectura inocente. 
Usted investigó en el libro “Nebrija contra los bárbaros” sobre el canon de gramáticos nefastos medievales, ¿se anima como nuestro sevillano Nebrija a hacer la relación de barbaries que amenazan hoy a la enseñanza de las letras? Estamos dominados por los medios de consumo inmediato, que nos imponen deportes, músicas y formas de vida estandarizadas de arriba para abajo, que no responden a una cultura que brota y se desarrolla espontáneamente, nacida de la sociedad sino a algo metido e impuesto... eso deja poco espacio para la cultura tradicional y menos para la literatura, la lengua, las humanidades, la cultura. Los estudiantes llegan a las universidades o a los institutos con unas lagunas terribles, y contra eso no se puede luchar: la sociedad es así. Ya expliqué esto en un trabajo mío (“Fragmentos y vínculos”, de 2010). Yo digo que si un profesor de literatura goza de verdad con la literatura y se entusiasma con un libro, comunicará perfectamente ese entusiasmo. He propuesto otro tipo de enseñanza de literatura y lengua con muchos fragmentos que intentemos vincular entre sí. Pienso que hay que imitar las formas de difusión y retención de esa cultura que nos parece insustancial (porque sin duda lo es); no creo que haya que volver a los viejos métodos de enseñanza, hay que renovarlo todo. Yo soy viejo y creo que ya hice en su día lo que tenía que hacer, pero hay que pensar en un sistema nuevo, que corresponda a la sociedad. No debemos pensar que en 140 caracteres podemos transmitir la literatura, tampoco puede hacerlo la pantalla de Facebook, pero hay que montar formas de comunicar que utilicen no esos medios sino los principios en que se basan esos medios... 
¿Confía en la universidad actual? Confío en la universidad: me he sentido siempre muy universitario y creo en la universidad pública: ayudé en su momento a fundar la Universidad Autónoma de Barcelona, pero es evidente que hay que cambiarlo todo mucho. Tiendo a pensar en un sistema como el norteamericano, con colleges de tres años tras lo cual a la inmensa mayoría de los estudiantes no le interesa seguir, y al que quiera hacerlo se le ofrece el doctorado, las altas escuelas de especialización... Claro que la universidad funciona, y muy bien incluso, dada la situación: se producen cosas, se investiga pese a las trabas y la gente acaba las carreras con una cierta capacidad profesional. Pero ahora no sabemos para qué les enseñamos. Cuando yo estudié, uno de mis maestros (Blecua) daba por supuesto que todos íbamos a ser profesores de instituto; cuando empecé a enseñar sabía muy bien qué tenía que hacer con los alumnos. Ahora se ha perdido ese horizonte y ya no sé qué enseñarles ni para qué les enseño. Las pocas clases que di los últimos años me cansaban por la falta de objetivo. 
En sus Coplas, Jorge Manrique decía que las ficciones traen sabores de yerbas secretas. Su segundo apellido es “Manrique”, díganos qué yervas de la ficción lo siguen envenenando. De las hierbas secretas me sigue gustando la poesía en proporciones moderadas, e incluso sigo escribiendo poesía satírica. He vivido desde joven entre escritores, de una generación anterior a la que me corresponde: Jaime Gil de Biedma, Ana M.ª Matute, Carlos Barral, los Goytisolo, y el que más he querido y admirado: Juan Benet. La ficción cada día me gusta menos porque me cuesta mucho leer novelas; me interesa más la prosa de hechos reales, la buena prosa narrativa de  historiadores españoles modernos como Álvarez Junco o el historiador de la literatura José-Carlos Mainer... Disfruto mucho una buena prosa incluso tan artificiosa como la de Azorín o la de catalanes espléndidos como Josep Pla, quizá el mejor prosista del siglo. En fin, mis yervas secretas son las menos secretas. 
Un verso para terminar. Porque sepas que siempre te he querido. Es un verso español de una historia rarísima: un endecasílabo que nadie sabe de quién es y que no se documenta nunca en España. Lo cita Valerie Larbaud en una novela preciosa, Fermina Márquez, luego Eugene Montale (ambos eran amigos) y el ensayista y poeta irlandés Cyril Connolly, que pudo usar a Larbaud como fuente. Me preguntaron una vez por este verso, hice indagaciones con Pere Gimferrer y Andrés Trapiello pero no pudimos encontrar nada. Tal vez no sea de un poeta sino de una canción, un cuplé del estilo de Tórtola Valencia.

Agradecemos al profesor Rico 
su disponibilidad para ser entrevistado en este blog
Leer más

Francisco Rico, el más famoso editor del Quijote y posiblemente el hispanista más conocido para los estudiantes de Filología, aceptó hace meses ser entrevistado para Nosolodeyod. Algunas de las preguntas de este cuestionario fueron realizadas por los alumnos de Historia del Español II de la Universidad de Sevilla. Hemos hablado con él de Filología, de la universidad, de las jóvenes vocaciones y de poesía...
De todos los personajes que aparecen en el Quijote, ¿con cuál se siente más identificado y qué personaje podría perfilar cada etapa de su vida? (Pregunta de Dafne Benjumea) Me identifico con el bachiller Sansón Carrasco, que es un Jaimito que está allí procurando complicarlo todo, divirtiéndose mucho. De joven quizá me hubiera gustado ser el capitán, que es como un trasunto de Cervantes; de viejo me gustaría ser don Quijote y morir como él en la cama recibiendo los sacramentos, a la antigua.
Por desbarrada u original, ¿qué interpretación de El Quijote le ha sorprendido más?  No hay estupidez que no se haya dicho del Quijote. Hay interpretaciones resueltamente esotéricas: que es una epopeya de los judíos conversos, una alegoría de la conquista de América... En una interpretación vieja, que llegó de Francia a España, hay quienes han visto en el Quijote una sátira contra la nobleza española con la corte de Felipe III al fondo. Por otro lado, no es digna de ser echada en saco roto la interpretación hecha por un gran conocedor del texto, Bienvenido Morros, que tiene un libro donde dice que el Quijote enloqueció por no desahogarse en su vida sexual, es una venada erótico festiva hecha por un filólogo de gran categoría.
¿Cuándo y cómo aprendió Historia de la lengua? Yo me hice la carrera completa en primero; estudié el Navarro Tomás, el Manual de fonología histórica de don Ramón, el Lapesa y aprendí a transcribir; en Sintaxis estudié el Gili Gaya. Toda esa materia me la estudié en primero y la tenía muy practicada cuando me llegaron esas asignaturas. Me muevo bien para la Fonética Histórica pero nunca me he defendido bien con la sintaxis, y con la morfología: como cuando en Bachillerato me explicaron los pronombres y adjetivos me fui de viaje con mi abuelo nunca he acabado de distinguirlos...
¿Qué actitud tiene hacia los usos lingüísticos actuales? Puede parecer presunción y lo es, pero me juzgo con sensibilidad lingüística. Me considero una de las grandes autoridades en lingüística, no por mis estudios sino por ser hablante de verdad de la variedad castellana y luego por haberla purificado mucho con buenas lecturas. Yo soy castellano viejo y familia de castellano viejo, por consiguiente tengo buen fundamento: estudié algo de lingüística, he leído a los clásicos, tengo buen oído, por eso me considero norma del buen castellano. He vivido muchos años en Barcelona, he desarrollado capacidad de percepción y he procurado mantenemerme virgen impoluto de la posible influencia de otra variedad. Veo el juego de palabras en cualquier cosa que diga el otro y me precio de tener buen oído; soy buen improvisador de versos, jugaba con Carlos Barral a que uno golpeaba sobre la mesa un verso y el otro sacaba qué verso era. De la lengua moderna, me molesta que la gente no sea dueña de su lengua, lo mismo en España que en Italia no me gusta que la gente acate lo que se les dice sin mostrar capacidad de reacción. Dicen ahora en España boca a boca por de boca en boca, me dispara los nervios que la gente no vea que eso es falso y se ha impuesto no sé cómo, igual que se generaliza echar a faltar. Eso sí: en la duda de andó o anduvo siempre defiendo que se dice andó, pero que queda más pijo decir anduve y apegarte a una tradición que debería ser la norma de funcionamiento de la lengua. 
¿Qué le recomendaría a los alumnos que algún día se quieran dedicar, al igual que usted, a la investigación literaria? (Pregunta de Myriam Collantes de Terán) No tengo consejos prácticos, pero sí puedo aconsejar dos cosas: que lean muchos textos y que lean también mucha bibliografía. En mis tiempos era muy bueno leer las revistas de filología (la Revista de Filología Española de la primera época, la Nueva Revista de Filología Hispánica, Zeitschrift für romanische Philologie, Romance Philology...). Yo aprendí muchísimo con revistas, me compré entera la Nueva Revista de Filología Hispánica y la leí toda. Leer revistas te da muchas perspectivas para ir viendo por dónde van los tiros. Si alguien va a estudiar el Marcos Obregón de Vicente Espinel, le recomiendo (aunque parece una blasfemia) que lea primero la bibliografía, y luego ya lea bien el texto, contrastando lo que ha leído y sacando sus propias ideas. De leer el Marcos de Obregón (que, por otro lado, es bastante soso) y luego la bibliografía pueden salir muchos errores. No recomiendo la lectura inocente. 
Usted investigó en el libro “Nebrija contra los bárbaros” sobre el canon de gramáticos nefastos medievales, ¿se anima como nuestro sevillano Nebrija a hacer la relación de barbaries que amenazan hoy a la enseñanza de las letras? Estamos dominados por los medios de consumo inmediato, que nos imponen deportes, músicas y formas de vida estandarizadas de arriba para abajo, que no responden a una cultura que brota y se desarrolla espontáneamente, nacida de la sociedad sino a algo metido e impuesto... eso deja poco espacio para la cultura tradicional y menos para la literatura, la lengua, las humanidades, la cultura. Los estudiantes llegan a las universidades o a los institutos con unas lagunas terribles, y contra eso no se puede luchar: la sociedad es así. Ya expliqué esto en un trabajo mío (“Fragmentos y vínculos”, de 2010). Yo digo que si un profesor de literatura goza de verdad con la literatura y se entusiasma con un libro, comunicará perfectamente ese entusiasmo. He propuesto otro tipo de enseñanza de literatura y lengua con muchos fragmentos que intentemos vincular entre sí. Pienso que hay que imitar las formas de difusión y retención de esa cultura que nos parece insustancial (porque sin duda lo es); no creo que haya que volver a los viejos métodos de enseñanza, hay que renovarlo todo. Yo soy viejo y creo que ya hice en su día lo que tenía que hacer, pero hay que pensar en un sistema nuevo, que corresponda a la sociedad. No debemos pensar que en 140 caracteres podemos transmitir la literatura, tampoco puede hacerlo la pantalla de Facebook, pero hay que montar formas de comunicar que utilicen no esos medios sino los principios en que se basan esos medios... 
¿Confía en la universidad actual? Confío en la universidad: me he sentido siempre muy universitario y creo en la universidad pública: ayudé en su momento a fundar la Universidad Autónoma de Barcelona, pero es evidente que hay que cambiarlo todo mucho. Tiendo a pensar en un sistema como el norteamericano, con colleges de tres años tras lo cual a la inmensa mayoría de los estudiantes no le interesa seguir, y al que quiera hacerlo se le ofrece el doctorado, las altas escuelas de especialización... Claro que la universidad funciona, y muy bien incluso, dada la situación: se producen cosas, se investiga pese a las trabas y la gente acaba las carreras con una cierta capacidad profesional. Pero ahora no sabemos para qué les enseñamos. Cuando yo estudié, uno de mis maestros (Blecua) daba por supuesto que todos íbamos a ser profesores de instituto; cuando empecé a enseñar sabía muy bien qué tenía que hacer con los alumnos. Ahora se ha perdido ese horizonte y ya no sé qué enseñarles ni para qué les enseño. Las pocas clases que di los últimos años me cansaban por la falta de objetivo. 
En sus Coplas, Jorge Manrique decía que las ficciones traen sabores de yerbas secretas. Su segundo apellido es “Manrique”, díganos qué yervas de la ficción lo siguen envenenando. De las hierbas secretas me sigue gustando la poesía en proporciones moderadas, e incluso sigo escribiendo poesía satírica. He vivido desde joven entre escritores, de una generación anterior a la que me corresponde: Jaime Gil de Biedma, Ana M.ª Matute, Carlos Barral, los Goytisolo, y el que más he querido y admirado: Juan Benet. La ficción cada día me gusta menos porque me cuesta mucho leer novelas; me interesa más la prosa de hechos reales, la buena prosa narrativa de  historiadores españoles modernos como Álvarez Junco o el historiador de la literatura José-Carlos Mainer... Disfruto mucho una buena prosa incluso tan artificiosa como la de Azorín o la de catalanes espléndidos como Josep Pla, quizá el mejor prosista del siglo. En fin, mis yervas secretas son las menos secretas. 
Un verso para terminar. Porque sepas que siempre te he querido. Es un verso español de una historia rarísima: un endecasílabo que nadie sabe de quién es y que no se documenta nunca en España. Lo cita Valerie Larbaud en una novela preciosa, Fermina Márquez, luego Eugene Montale (ambos eran amigos) y el ensayista y poeta irlandés Cyril Connolly, que pudo usar a Larbaud como fuente. Me preguntaron una vez por este verso, hice indagaciones con Pere Gimferrer y Andrés Trapiello pero no pudimos encontrar nada. Tal vez no sea de un poeta sino de una canción, un cuplé del estilo de Tórtola Valencia.

Agradecemos al profesor Rico 
su disponibilidad para ser entrevistado en este blog

martes, 14 de octubre de 2014

Seguimos con los retos. Reto 2.

En el mes de septiembre nos propusimos como reto de clase hacernos un Selfie Prerromano y han sido muchos los participantes en ese primero de los Cuatro retos que nos hemos propuesto para Historia del Español IEl resultado lo podéis ver en el vídeo que he subido a mi canal de Youtube. 
Han llegado fotos con topónimos, con objetos de la vida cotidiana, con animales y hasta con famosos. Algunas de las palabras fotografiadas existían propiamente antes de la llegada de los romanos a la Península en el siglo III a.C.; otras llegaron con el latín, aunque su étimo último sea celta o de otro tipo; otras son vascas y han podido llegar al latín o al castellano en algún momento de su historia. Todas tienden un lazo muy antiguo a hablas de otro tiempo. Y las vemos en nuestro tiempo de hoy... 
Y ahora viene el Reto 2. En este mes de octubre (hasta el día 30) usamos el hashtag #VeoLatín para fotografiar paisaje lingüístico en latín en nuestro pueblo o ciudad. Cuando en clase estamos viendo la evolución del latín vulgar y su disgregación por efecto de las invasiones germanas y árabes, nos preguntamos ¿el latín ha muerto? Y para responder decididamente que NO, no solo miramos a nuestra propia forma de hablar, hija de la lengua latina, sino al latín vivo y usado que vemos a nuestro alrededor, como el de esta caseta de la Feria de abril que analizamos hace tiempo en el blog o el de esta peluquería de la calle Goles de Sevilla:


De nuevo espero, por Twitter o correo-e, imágenes vuestras (más selfis) con latín de hoy o de ayer, con indicación del sitio de la foto y datos de la palabra o frase latinas (del tipo: "SIGNUM, sustantivo neutro de la segunda declinación"). Valen letreros, placas nuevas o viejas, carteles, pintadas... Estoy emocionada con vuestra participación. Gracias.
Leer más
En el mes de septiembre nos propusimos como reto de clase hacernos un Selfie Prerromano y han sido muchos los participantes en ese primero de los Cuatro retos que nos hemos propuesto para Historia del Español IEl resultado lo podéis ver en el vídeo que he subido a mi canal de Youtube. 
Han llegado fotos con topónimos, con objetos de la vida cotidiana, con animales y hasta con famosos. Algunas de las palabras fotografiadas existían propiamente antes de la llegada de los romanos a la Península en el siglo III a.C.; otras llegaron con el latín, aunque su étimo último sea celta o de otro tipo; otras son vascas y han podido llegar al latín o al castellano en algún momento de su historia. Todas tienden un lazo muy antiguo a hablas de otro tiempo. Y las vemos en nuestro tiempo de hoy... 
Y ahora viene el Reto 2. En este mes de octubre (hasta el día 30) usamos el hashtag #VeoLatín para fotografiar paisaje lingüístico en latín en nuestro pueblo o ciudad. Cuando en clase estamos viendo la evolución del latín vulgar y su disgregación por efecto de las invasiones germanas y árabes, nos preguntamos ¿el latín ha muerto? Y para responder decididamente que NO, no solo miramos a nuestra propia forma de hablar, hija de la lengua latina, sino al latín vivo y usado que vemos a nuestro alrededor, como el de esta caseta de la Feria de abril que analizamos hace tiempo en el blog o el de esta peluquería de la calle Goles de Sevilla:


De nuevo espero, por Twitter o correo-e, imágenes vuestras (más selfis) con latín de hoy o de ayer, con indicación del sitio de la foto y datos de la palabra o frase latinas (del tipo: "SIGNUM, sustantivo neutro de la segunda declinación"). Valen letreros, placas nuevas o viejas, carteles, pintadas... Estoy emocionada con vuestra participación. Gracias.

lunes, 6 de octubre de 2014

Instantáneas #14. Septiembre 2014

¡Qué largo se me hace siempre el mes de septiembre! Desde el arranque el propio día 1, cuando tuve examen de Historia del español, hasta su fin hace unos días... ¡cuántos encuentros, charlas e instantáneas para recordar! Aquí van algunas:
-Pasé unos días en la preciosa localidad de Alcalá de Henares en la reunión de los grupos adscritos a la red Charta, dirigida por Pedro Sánchez-Prieto. Quienes trabajamos en torno a esta red usamos unos criterios comunes de transcripción y edición de documentos, y en este encuentro pudimos tomar algunas decisiones, afinar cuestiones pendientes y planear proyectos para el futuro. En esta galería fotográfica de NSDY he colgado algunas imágenes más de esta reunión científica.
-Pude encontrarme en Sevilla con el profesor venezolano Antonio Corredor, actualmente doctorando en la Universidad de Neuchâtel. Es uno de los lectores fieles que tiene este blog (¡hola Antonio!) y ahora sale del otro lado de esta pantalla.


-Ya son ¡14 ediciones! del Curso de Formación de Profesores de Español como L2 que se organiza en Sevilla los meses de septiembre en colaboración con el Instituto Cervantes. Desde 2002 hasta la actualidad, año a año, charlas y talleres dan a los alumnos inscritos una visión panorámica muy completa de cómo es eso de dar clases de español como segunda lengua. En esta foto la directora del curso, mi compañera la profesora Eva Bravo, y la comisión académica, que integramos Christoph Ehlers y yo, acompañamos a la profesora Dolors Poch, de la Universidad de Barcelona, que imparte en el curso un seminario sobre enseñanza de fonética.

-El 26 de septiembre se celebró en Sevilla, como en otras ciudades españolas, la Noche de los investigadores. Me invitaron a dar una charla sobre paisaje lingüístico en una carpa en la Plaza Nueva, y allí que me fui ¡de 22 a 23 de la noche! Portátil, proyector, público participativo y la intención de que la universidad salga de la Universidad.
-Apareció mi último artículo, un trabajo de presentación preliminar de un conjunto de documentación que edito. El trabajo se titula La edición de textos de quejas: propuestas preliminares en torno a un corpus histórico discursivo y lo hemos escrito Eva Bravo, Blanca Garrido, Álvaro S. Octavio de Toledo y yo. Lo podéis leer en mi web.
-Ya sé que Muñoz Molina aparece con mucha frecuencia en estas instantáneas, pero no me resisto a citarlo de nuevo. Este artículo que salió en Babelia con el arranque de la temporada, es precioso y cifra  ese ecuador entre el brillo de las vacaciones y la rueda que lo fagocita todo cuando arranca el curso. Recomiendo su lectura.

El sol de octubre ciñe / al paisaje maduro / otorga a lo que vive / su plenitud de fruto (José Hierro). 
¡Muchos frutos para octubre! Os sigo esperando en el blog...
Leer más
¡Qué largo se me hace siempre el mes de septiembre! Desde el arranque el propio día 1, cuando tuve examen de Historia del español, hasta su fin hace unos días... ¡cuántos encuentros, charlas e instantáneas para recordar! Aquí van algunas:
-Pasé unos días en la preciosa localidad de Alcalá de Henares en la reunión de los grupos adscritos a la red Charta, dirigida por Pedro Sánchez-Prieto. Quienes trabajamos en torno a esta red usamos unos criterios comunes de transcripción y edición de documentos, y en este encuentro pudimos tomar algunas decisiones, afinar cuestiones pendientes y planear proyectos para el futuro. En esta galería fotográfica de NSDY he colgado algunas imágenes más de esta reunión científica.
-Pude encontrarme en Sevilla con el profesor venezolano Antonio Corredor, actualmente doctorando en la Universidad de Neuchâtel. Es uno de los lectores fieles que tiene este blog (¡hola Antonio!) y ahora sale del otro lado de esta pantalla.


-Ya son ¡14 ediciones! del Curso de Formación de Profesores de Español como L2 que se organiza en Sevilla los meses de septiembre en colaboración con el Instituto Cervantes. Desde 2002 hasta la actualidad, año a año, charlas y talleres dan a los alumnos inscritos una visión panorámica muy completa de cómo es eso de dar clases de español como segunda lengua. En esta foto la directora del curso, mi compañera la profesora Eva Bravo, y la comisión académica, que integramos Christoph Ehlers y yo, acompañamos a la profesora Dolors Poch, de la Universidad de Barcelona, que imparte en el curso un seminario sobre enseñanza de fonética.

-El 26 de septiembre se celebró en Sevilla, como en otras ciudades españolas, la Noche de los investigadores. Me invitaron a dar una charla sobre paisaje lingüístico en una carpa en la Plaza Nueva, y allí que me fui ¡de 22 a 23 de la noche! Portátil, proyector, público participativo y la intención de que la universidad salga de la Universidad.
-Apareció mi último artículo, un trabajo de presentación preliminar de un conjunto de documentación que edito. El trabajo se titula La edición de textos de quejas: propuestas preliminares en torno a un corpus histórico discursivo y lo hemos escrito Eva Bravo, Blanca Garrido, Álvaro S. Octavio de Toledo y yo. Lo podéis leer en mi web.
-Ya sé que Muñoz Molina aparece con mucha frecuencia en estas instantáneas, pero no me resisto a citarlo de nuevo. Este artículo que salió en Babelia con el arranque de la temporada, es precioso y cifra  ese ecuador entre el brillo de las vacaciones y la rueda que lo fagocita todo cuando arranca el curso. Recomiendo su lectura.

El sol de octubre ciñe / al paisaje maduro / otorga a lo que vive / su plenitud de fruto (José Hierro). 
¡Muchos frutos para octubre! Os sigo esperando en el blog...

domingo, 28 de septiembre de 2014

Cuatro meses, cuatro retos

Este blog nació como un blog de clase, y luego creció para convertirse en una plataforma de divulgación de la historia del español que he desarrollado además de mi propia docencia. Pero este curso estoy decidida a que vuelva a estar muy unido a lo que cuento en mis clases y estudian mis alumnos. Me quedan por delante cuatro meses de enseñar la asignatura Historia del español I. Y durante esos cuatro meses en el blog se desarrollará el proyecto #4Retos.
¿Qué es eso de #4Retos?
De septiembre a diciembre voy a proponer en el blog cuatro desafíos a los lectores en torno a cuatro temas lingüísticos que irán desde la época prerromana al castellano medieval
¿Quién puede participar?
CUALQUIERA. Tú que estás leyendo este blog puedes participar, seas o no universitario, seas o no alumno mío, seas o no hablante de español, seas o no asiduo de este blog.
¿Hay premios?
De varios tipos: todos los que participen cumpliendo los requisitos de cada reto van a ver su participación expuesta en el blog en la entrada que hagamos resultado del reto del mes. Y hay también un premio aparte para el alumno de Historia del Español I de la Universidad de Sevilla (grupo 1 o grupo 2) que participe con la aportación más original.
¿Cuál es el primer reto?
El primer reto que planteo está relacionado con el tema que estamos dando ahora en clase, sobre las lenguas de la Península Ibérica en época prerromana. Quienes participen en este reto deben hacerse un selfie prerromano. Han de salir en una foto con su cara y algún elemento que esté vinculado lingüísticamente a lo prerromano. ¡Imaginación al poder!
¿Cuál es el premio para el mejor participante alumno de H.ª del español?
El volumen Historia de la lengua española de la editorial Ariel coordinado por Rafael Cano Aguilar. Agradezco al profesor Cano su generosidad al donarnos este libro para la experiencia #4Retos
¿Cómo puedo participar?
Hasta el 12 de octubre puedes enviarme la foto por Twitter o a mi correo electrónico. Indica tu nombre y dime por qué esa foto es un #SelfiePrerromano
Te agradezco de antemano tu participación. Este blog sigue existiendo porque estás al otro lado.
Mi selfie prerromano. Salamanca  (SALMANTICA)
es un topónimo prerromano de tipo indoeuropeo


Leer más
Este blog nació como un blog de clase, y luego creció para convertirse en una plataforma de divulgación de la historia del español que he desarrollado además de mi propia docencia. Pero este curso estoy decidida a que vuelva a estar muy unido a lo que cuento en mis clases y estudian mis alumnos. Me quedan por delante cuatro meses de enseñar la asignatura Historia del español I. Y durante esos cuatro meses en el blog se desarrollará el proyecto #4Retos.
¿Qué es eso de #4Retos?
De septiembre a diciembre voy a proponer en el blog cuatro desafíos a los lectores en torno a cuatro temas lingüísticos que irán desde la época prerromana al castellano medieval
¿Quién puede participar?
CUALQUIERA. Tú que estás leyendo este blog puedes participar, seas o no universitario, seas o no alumno mío, seas o no hablante de español, seas o no asiduo de este blog.
¿Hay premios?
De varios tipos: todos los que participen cumpliendo los requisitos de cada reto van a ver su participación expuesta en el blog en la entrada que hagamos resultado del reto del mes. Y hay también un premio aparte para el alumno de Historia del Español I de la Universidad de Sevilla (grupo 1 o grupo 2) que participe con la aportación más original.
¿Cuál es el primer reto?
El primer reto que planteo está relacionado con el tema que estamos dando ahora en clase, sobre las lenguas de la Península Ibérica en época prerromana. Quienes participen en este reto deben hacerse un selfie prerromano. Han de salir en una foto con su cara y algún elemento que esté vinculado lingüísticamente a lo prerromano. ¡Imaginación al poder!
¿Cuál es el premio para el mejor participante alumno de H.ª del español?
El volumen Historia de la lengua española de la editorial Ariel coordinado por Rafael Cano Aguilar. Agradezco al profesor Cano su generosidad al donarnos este libro para la experiencia #4Retos
¿Cómo puedo participar?
Hasta el 12 de octubre puedes enviarme la foto por Twitter o a mi correo electrónico. Indica tu nombre y dime por qué esa foto es un #SelfiePrerromano
Te agradezco de antemano tu participación. Este blog sigue existiendo porque estás al otro lado.
Mi selfie prerromano. Salamanca  (SALMANTICA)
es un topónimo prerromano de tipo indoeuropeo


domingo, 21 de septiembre de 2014

¡Hola!

Ya saludé a los lectores del blog hace dos semanas con ocasión del arranque de la nueva temporada. Pero hoy empiezo en la Universidad de Sevilla mis clases de Historia del Español I, tengo nuevos alumnos y a ellos debo decirles
¡Hola!
Hola es una interjección que se usaba antes (al menos hasta el XVII) para expresar sorpresa o en saludos poco reverenciales. Hoy es signo de familiaridad. En Historia I empezamos con los prerromanos, hacemos el mapa lingüístico de la Península antes de que se hablase latín y terminamos en el castellano (y los romances) del Medievo. Se nos juntan en una asignatura de cuatro meses los bronces de Botorrita, las pizarras visigóticas, las jarchas y sobre todo un buen número de documentos medievales en castellano. ¡Glosas, documentos notariales, Alfonso X! Y todo eso intentando no tener miedo al texto antiguo y entender al escriba de otro tiempo como un hablante con convenciones y límites comparables a los que tenemos hoy al escribir.
Este curso, además, los alumnos de Historia I vais a tener la oportunidad de participar en el proyecto colaborativo dirigido por Aengus Ward, de la Universidad de Birmingham: la transcripción colectiva (tipo crowdsourcing)  de la Estoria de España de Alfonso X.
¿Cómo sois estos nuevos alumnos a quienes aún no conozco? ¿De qué forma digeriréis el veneno de la historia de la lengua? Contadme quiénes sois y por qué vericuetos filológicos camináis. Dejad un comentario.
Leer más
Ya saludé a los lectores del blog hace dos semanas con ocasión del arranque de la nueva temporada. Pero hoy empiezo en la Universidad de Sevilla mis clases de Historia del Español I, tengo nuevos alumnos y a ellos debo decirles
¡Hola!
Hola es una interjección que se usaba antes (al menos hasta el XVII) para expresar sorpresa o en saludos poco reverenciales. Hoy es signo de familiaridad. En Historia I empezamos con los prerromanos, hacemos el mapa lingüístico de la Península antes de que se hablase latín y terminamos en el castellano (y los romances) del Medievo. Se nos juntan en una asignatura de cuatro meses los bronces de Botorrita, las pizarras visigóticas, las jarchas y sobre todo un buen número de documentos medievales en castellano. ¡Glosas, documentos notariales, Alfonso X! Y todo eso intentando no tener miedo al texto antiguo y entender al escriba de otro tiempo como un hablante con convenciones y límites comparables a los que tenemos hoy al escribir.
Este curso, además, los alumnos de Historia I vais a tener la oportunidad de participar en el proyecto colaborativo dirigido por Aengus Ward, de la Universidad de Birmingham: la transcripción colectiva (tipo crowdsourcing)  de la Estoria de España de Alfonso X.
¿Cómo sois estos nuevos alumnos a quienes aún no conozco? ¿De qué forma digeriréis el veneno de la historia de la lengua? Contadme quiénes sois y por qué vericuetos filológicos camináis. Dejad un comentario.

martes, 9 de septiembre de 2014

Beca en Historia15

¡Oferta de beca de investigación!
El proyecto de investigación que dirijo, Historia15 ("La escritura historiográfica en español: variantes y variación"), tiene ya una andadura de varios años. Arrancó en enero de 2011 apoyado por el Mineco (Ministerio de Economía y Competitividad) y fue renovado en julio de 2014 con más financiación y la incorporación de nuevos investigadores. Actualmente trabajamos dentro de Historia15 compañeros de universidades españolas (Sevilla, País Vasco) y extranjeras (Oxford, Múnich, Birmingham, París 8). La relación completa de miembros y los trabajos que estamos realizando se pueden ver aquí, en nuestra web.
Básicamente nos dedicamos a la edición y el estudio lingüístico de obras de tipo historiográfico escritas en la Baja Edad Media y la época áurea (crónicas, relaciones, epítomes, memoriales...). Hemos organizado jornadas varias (de ellas habéis tenido noticia en este blog) y promovido diversos trabajos de investigación. Actualmente preparamos nuevas actividades, ¡no paramos!
Desde hoy y hasta el 26 de septiembre está abierto el plazo para solicitar una beca de investigación FPI para realizar una tesis doctoral durante los próximos 4 años dentro del proyecto Historia15. Además de la tesis, quienes se incorporan como becarios al proyecto tienen la oportunidad de impartir docencia universitaria y de desarrollar otras actividades asociadas a la investigación. Los requisitos detallados los podéis leer en el BOE de la convocatoria: aquíAnimo a quienes los cumplan y tengan ganas de trabajar, investigar con independencia y leer mucha bibliografía a pedir esta beca. 
Aviso: hay que lidiar con la burocracia española. Pero también advierto: es una buena beca (y lo sabes...). 


Leer más
¡Oferta de beca de investigación!
El proyecto de investigación que dirijo, Historia15 ("La escritura historiográfica en español: variantes y variación"), tiene ya una andadura de varios años. Arrancó en enero de 2011 apoyado por el Mineco (Ministerio de Economía y Competitividad) y fue renovado en julio de 2014 con más financiación y la incorporación de nuevos investigadores. Actualmente trabajamos dentro de Historia15 compañeros de universidades españolas (Sevilla, País Vasco) y extranjeras (Oxford, Múnich, Birmingham, París 8). La relación completa de miembros y los trabajos que estamos realizando se pueden ver aquí, en nuestra web.
Básicamente nos dedicamos a la edición y el estudio lingüístico de obras de tipo historiográfico escritas en la Baja Edad Media y la época áurea (crónicas, relaciones, epítomes, memoriales...). Hemos organizado jornadas varias (de ellas habéis tenido noticia en este blog) y promovido diversos trabajos de investigación. Actualmente preparamos nuevas actividades, ¡no paramos!
Desde hoy y hasta el 26 de septiembre está abierto el plazo para solicitar una beca de investigación FPI para realizar una tesis doctoral durante los próximos 4 años dentro del proyecto Historia15. Además de la tesis, quienes se incorporan como becarios al proyecto tienen la oportunidad de impartir docencia universitaria y de desarrollar otras actividades asociadas a la investigación. Los requisitos detallados los podéis leer en el BOE de la convocatoria: aquíAnimo a quienes los cumplan y tengan ganas de trabajar, investigar con independencia y leer mucha bibliografía a pedir esta beca. 
Aviso: hay que lidiar con la burocracia española. Pero también advierto: es una buena beca (y lo sabes...). 


lunes, 1 de septiembre de 2014

Nueva expedición a pie

Qué trabajo cuesta remontar y empezar de nuevo. Pero el tiempo pasa demasiado rápido como para perderlo quejándonos o mirando hacia atrás. 
Podrían haber sido más largas o más intensas, pero... las vacaciones han acabado. Podemos conservarlas en el recuerdo como alimento del motor para este tiempo de trabajo. O podemos tener en las vacaciones un ancla pesada que no nos permite avanzar. De nosotros depende cómo encarar el tiempo de un curso nuevo. 
Creo que a mis lectores y a mí nos gusta el pasado para comprenderlo y disfrutarlo pero no para esclavizarnos a él, ¿verdad? Así que vamos a poner la vista al frente y nos vamos a preparar para esta expedición que se abre hoy con el curso que empieza.
Quiero ir preparando contigo pertrechos y provisiones. La mesa de despacho despejada, los lápices afilados, la pluma con carga de tinta y una nueva libreta de trabajo; un hábito de horario y el tejer diario de la rueda de la rutina. Yo propongo que hagamos el sendero juntos: nos vamos a encontrar como mínimo una vez a la semana y vamos a charlar sobre la historia de la lengua de otro tiempo a través de los ojos de este tiempo nuestro de hoy.
No sé si la expedición que nos queda es larga, no tengo claro cuál es el lugar donde está la meta. Sí conozco las etapas, y no pienso quedarme sentada ni hacer el viaje sola. La propia marcha de una jornada será el entrenamiento para levantarse y seguir al día siguiente. En unos meses, antes de las siguientes vacaciones, sí podré mirar hacia atrás y decir: yo hice ese camino.

En un manuscrito que estoy transcribiendo:
"Quien adelante no mira atrás se halla"
Buena expedición, mis queridos lectores, 
y bienvenidos a un nuevo curso de Nosolodeyod. 
Leer más
Qué trabajo cuesta remontar y empezar de nuevo. Pero el tiempo pasa demasiado rápido como para perderlo quejándonos o mirando hacia atrás. 
Podrían haber sido más largas o más intensas, pero... las vacaciones han acabado. Podemos conservarlas en el recuerdo como alimento del motor para este tiempo de trabajo. O podemos tener en las vacaciones un ancla pesada que no nos permite avanzar. De nosotros depende cómo encarar el tiempo de un curso nuevo. 
Creo que a mis lectores y a mí nos gusta el pasado para comprenderlo y disfrutarlo pero no para esclavizarnos a él, ¿verdad? Así que vamos a poner la vista al frente y nos vamos a preparar para esta expedición que se abre hoy con el curso que empieza.
Quiero ir preparando contigo pertrechos y provisiones. La mesa de despacho despejada, los lápices afilados, la pluma con carga de tinta y una nueva libreta de trabajo; un hábito de horario y el tejer diario de la rueda de la rutina. Yo propongo que hagamos el sendero juntos: nos vamos a encontrar como mínimo una vez a la semana y vamos a charlar sobre la historia de la lengua de otro tiempo a través de los ojos de este tiempo nuestro de hoy.
No sé si la expedición que nos queda es larga, no tengo claro cuál es el lugar donde está la meta. Sí conozco las etapas, y no pienso quedarme sentada ni hacer el viaje sola. La propia marcha de una jornada será el entrenamiento para levantarse y seguir al día siguiente. En unos meses, antes de las siguientes vacaciones, sí podré mirar hacia atrás y decir: yo hice ese camino.

En un manuscrito que estoy transcribiendo:
"Quien adelante no mira atrás se halla"
Buena expedición, mis queridos lectores, 
y bienvenidos a un nuevo curso de Nosolodeyod. 

lunes, 4 de agosto de 2014

Un descanso

El blog se toma un descanso. Como hablante de español, el lector no debe olvidar que las palabras no tomarán descanso, en cada conversación y lectura se va a seguir actualizando y recreando la lengua del pasado en estas semanas de vacaciones. De aquí a que nos volvamos a ver, la lengua habrá cambiado. Pero los hablantes necesitamos descansar. El aire fresco de las mañanas de verano da aliento a cada día, la arena de la playa en los pies hace andar más despacio. Las heridas, si las hay, se sanarán más rápido. Toca pararse a extender el mantel, hacerse con más tranquilidad la infusión, quitarse el reloj y abandonarse a las sorpresas de una lectura sin planear. Florece solo el agua que está queda, dijo Unamuno. 

Buen verano a todos los lectores de Nosolodeyod.

Leer más
El blog se toma un descanso. Como hablante de español, el lector no debe olvidar que las palabras no tomarán descanso, en cada conversación y lectura se va a seguir actualizando y recreando la lengua del pasado en estas semanas de vacaciones. De aquí a que nos volvamos a ver, la lengua habrá cambiado. Pero los hablantes necesitamos descansar. El aire fresco de las mañanas de verano da aliento a cada día, la arena de la playa en los pies hace andar más despacio. Las heridas, si las hay, se sanarán más rápido. Toca pararse a extender el mantel, hacerse con más tranquilidad la infusión, quitarse el reloj y abandonarse a las sorpresas de una lectura sin planear. Florece solo el agua que está queda, dijo Unamuno. 

Buen verano a todos los lectores de Nosolodeyod.

domingo, 29 de junio de 2014

Nosolodeyod en Blog Hop Project

El actor americano Bob Hope.
No lo confundamos con Blog Hop
Qué curiosos son esos círculos que se van creando entre gente que no se conoce. Doy clase en el MAES (Máster de enseñanza secundaria) y me interesa mucho conocer la innovación docente seria en los institutos; varias de las actividades que enseñé a mis alumnos este curso estaban basadas en ideas de profesores del Instituto Chaves Nogales, de Sevilla. Por sus blogs y por la experiencia de los alumnos que han hecho prácticas allí, sé que es un centro con gente que curra mucho, piensa mucho y tiene muy pocos prejuicios para la docencia. Y de repente, sin conocerlo de nada, me llega un mensaje de Nacho Gallardo, profesor de Lengua en ese instituto, a través de Twitter y con un texto que tardé en comprender: meme, blog hop... ¿ehh? Tras superar la fase en que me sentí una abuela tratando de encender la tele con el mando del aire acondicionado, entendí que era una invitación a participar en una cadena de blogs llamada BLOG HOP PROJECT. 
Respondes a unas preguntas sobre tu blog y las lanzas a otros tres blogs que leas. Muy honrada por lo que decía Nacho de mi blog y feliz de sentirme parte, aunque sea lejana, de ese vórtice de innovación y trabajo serio que parece ser hoy el Chaves Nogales de Sevilla, digo SÍ y contesto a las preguntas. Ahí van: 

¿Sobre qué estoy escribiendo actualmente?
Cuando empecé, el blog era un blog de aula para mis estudiantes de Filología Hispánica, y hablaba de las cosas que hacíamos o veíamos en la clase de Historia de la Lengua; pero cuando aumentó el número de visitas lo enfoqué más como una plataforma para la difusión divulgativa de la historia del español. Escribo una entrada semanal, pero cierro por vacaciones desde mediados de julio a fines de agosto; así que ahora estoy redactando las entradas finales de esta temporada. Las entradas que redacto son de temas no coincidentes semana a semana, normalmente suelo inspirarme en la actualidad; si hay una revuelta en Gamonal, hablo de los gamones; si gana Conchita Wurst lo de Eurovisión, hablo del sufijo en udo en ejemplos como la mujer barbuda, pero también hablo de mis lecturas o de cosas que me inspiran. Es bastante imprevisible también para mí saber de qué voy a escribir.
¿En qué difiere mi escritura de la de otros que desarrollan el mismo género?
No hay ningún blog dedicado específicamente solo a historia de la lengua, pero sí muchos dedicados a cuestiones lingüísticas. Recomiendo el de Eva Bravo sobre Español de América, el de Carlota de Benito sobre lingüística española, el de Elena Azofra sobre morfología y filología y el de Alberto Bustos sobre español actual...
En general, trato de que mis entradas no sean una clase puesta por escrito, así que intento conciliar brevedad, divulgación y, aunque suene pretencioso, belleza. Entiendo que hay mucho lirismo en la percepción que podemos hacer de la realidad a través de la Historia del español. Por otro lado, mi blog es también en parte un blog personal (sin pretender ser un egoblog, como se llama ahora a esto), porque doy noticia de algunas de las actividades académicas que organizo o frecuento. Mucha gente se escandaliza de las pocas horas de clase semanal que tiene un profesor universitario, por eso entiendo que es necesario difundir las otras cosas que hacemos: asistir a conferencias, visitar centros de investigación, participar en seminarios...
¿Por qué escribo lo que escribo?
Me resulta balsámico escribir y es reconfortante que me lean. Pero además siento que tengo un débito con la sociedad por permitirme trabajar en lo que me gusta y remunerarme por ello.
¿Cómo es mi proceso de escritura?
Hay entradas que tardo años en escribir; tengo un archivo de 20 páginas con entradas que aún no están terminadas, porque no encuentro el tono ni el objetivo para acabarlas. Otras las escribo en un par de horas... Creo en la inspiración, y hay etapas, normalmente cuando leo sobre cosas no lingüísticas o cuando viajo, en que soy más prolífica. Me alivia tener entradas “en el frigorífico”, escritas normalmente durante los meses de vacaciones, porque hay semanas en que me resulta imposible redactar.
¿A qué blogs les lanzas el reto de seguir la cadena?
Lanzo el reto primero a mi amigo Gustavo Porras, profesor de música, creador de un blog que fue el que me inspiró a crear el mío en 2009: Claves de música y director de un proyecto musical que me encanta y sigo año a año: un coro juvenil entre alumnos de varios institutos sevillanos. También me gustaría que contestasen dos compañeras que he citado: Carlota de Benito y Elena Azofra.
Gracias por hacerme parte de la iniciativa.
Leer más
El actor americano Bob Hope.
No lo confundamos con Blog Hop
Qué curiosos son esos círculos que se van creando entre gente que no se conoce. Doy clase en el MAES (Máster de enseñanza secundaria) y me interesa mucho conocer la innovación docente seria en los institutos; varias de las actividades que enseñé a mis alumnos este curso estaban basadas en ideas de profesores del Instituto Chaves Nogales, de Sevilla. Por sus blogs y por la experiencia de los alumnos que han hecho prácticas allí, sé que es un centro con gente que curra mucho, piensa mucho y tiene muy pocos prejuicios para la docencia. Y de repente, sin conocerlo de nada, me llega un mensaje de Nacho Gallardo, profesor de Lengua en ese instituto, a través de Twitter y con un texto que tardé en comprender: meme, blog hop... ¿ehh? Tras superar la fase en que me sentí una abuela tratando de encender la tele con el mando del aire acondicionado, entendí que era una invitación a participar en una cadena de blogs llamada BLOG HOP PROJECT. 
Respondes a unas preguntas sobre tu blog y las lanzas a otros tres blogs que leas. Muy honrada por lo que decía Nacho de mi blog y feliz de sentirme parte, aunque sea lejana, de ese vórtice de innovación y trabajo serio que parece ser hoy el Chaves Nogales de Sevilla, digo SÍ y contesto a las preguntas. Ahí van: 

¿Sobre qué estoy escribiendo actualmente?
Cuando empecé, el blog era un blog de aula para mis estudiantes de Filología Hispánica, y hablaba de las cosas que hacíamos o veíamos en la clase de Historia de la Lengua; pero cuando aumentó el número de visitas lo enfoqué más como una plataforma para la difusión divulgativa de la historia del español. Escribo una entrada semanal, pero cierro por vacaciones desde mediados de julio a fines de agosto; así que ahora estoy redactando las entradas finales de esta temporada. Las entradas que redacto son de temas no coincidentes semana a semana, normalmente suelo inspirarme en la actualidad; si hay una revuelta en Gamonal, hablo de los gamones; si gana Conchita Wurst lo de Eurovisión, hablo del sufijo en udo en ejemplos como la mujer barbuda, pero también hablo de mis lecturas o de cosas que me inspiran. Es bastante imprevisible también para mí saber de qué voy a escribir.
¿En qué difiere mi escritura de la de otros que desarrollan el mismo género?
No hay ningún blog dedicado específicamente solo a historia de la lengua, pero sí muchos dedicados a cuestiones lingüísticas. Recomiendo el de Eva Bravo sobre Español de América, el de Carlota de Benito sobre lingüística española, el de Elena Azofra sobre morfología y filología y el de Alberto Bustos sobre español actual...
En general, trato de que mis entradas no sean una clase puesta por escrito, así que intento conciliar brevedad, divulgación y, aunque suene pretencioso, belleza. Entiendo que hay mucho lirismo en la percepción que podemos hacer de la realidad a través de la Historia del español. Por otro lado, mi blog es también en parte un blog personal (sin pretender ser un egoblog, como se llama ahora a esto), porque doy noticia de algunas de las actividades académicas que organizo o frecuento. Mucha gente se escandaliza de las pocas horas de clase semanal que tiene un profesor universitario, por eso entiendo que es necesario difundir las otras cosas que hacemos: asistir a conferencias, visitar centros de investigación, participar en seminarios...
¿Por qué escribo lo que escribo?
Me resulta balsámico escribir y es reconfortante que me lean. Pero además siento que tengo un débito con la sociedad por permitirme trabajar en lo que me gusta y remunerarme por ello.
¿Cómo es mi proceso de escritura?
Hay entradas que tardo años en escribir; tengo un archivo de 20 páginas con entradas que aún no están terminadas, porque no encuentro el tono ni el objetivo para acabarlas. Otras las escribo en un par de horas... Creo en la inspiración, y hay etapas, normalmente cuando leo sobre cosas no lingüísticas o cuando viajo, en que soy más prolífica. Me alivia tener entradas “en el frigorífico”, escritas normalmente durante los meses de vacaciones, porque hay semanas en que me resulta imposible redactar.
¿A qué blogs les lanzas el reto de seguir la cadena?
Lanzo el reto primero a mi amigo Gustavo Porras, profesor de música, creador de un blog que fue el que me inspiró a crear el mío en 2009: Claves de música y director de un proyecto musical que me encanta y sigo año a año: un coro juvenil entre alumnos de varios institutos sevillanos. También me gustaría que contestasen dos compañeras que he citado: Carlota de Benito y Elena Azofra.
Gracias por hacerme parte de la iniciativa.

jueves, 26 de junio de 2014

Di sí; pon no; da alas; lee ese

Di sí; pon no; da alas; lee ese... u otras frases absurdas que se me ocurren omitiendo cuatro de las cinco vocales. Juan de Robles (1631, El culto sevillano)  aconsejaba no escribir con la misma vocal toda la frase (“Las armas dan a España gran fama”, “Todos los moços son locos”) y para evitar eso recomendaba el uso “de los sinónimos que ha de tener el escritor mui bien vistos, i sienpre para este propósito a la mano". No sería muy del gusto de lo que hoy llamamos lipogramas.
Como juego, el lipograma (que consiste en evitar a propósito una o varias letras del alfabeto en un texto) se ha practicado desde la Antigüedad. Para el español, las muestras más viejas están en las novelas de Alonso de Alcalá y Herrera (1599-1682), de origen luso, que escribió cinco novelas, en cada una de las cuales falta una letra. 
Y se ha mantenido hasta hoy: hay lipogramas de Jardiel Poncela y la obra lipogramática más extensa que conozco: la novela de Georges Perec La disparition (1969) que se publicó originalmente en francés sin usar la e y en español se tradujo como El secuestro (sin usar la a, vocal más frecuente en nuestro idioma). Disfruté leyéndola (gracias, Álvaro, por dármela a conocer), pero más por la gracia que por el contenido.
El español tiene cinco vocales, como el latín, pero este tenía vocales largas y breves y ese factor de la cantidad vocálica se perdió entre los siglos III y V d.C. Suena a una cosa muy apocalíptica decir derrumbe de la cantidad vocálica y uno se imagina a un edificio cayendo replegado piso tras piso desde la planta superior al suelo. Pero no es nada muy dramático materialmente, sino algo como esto: 

Hay vocales que se mantienen (pero sin rasgo de cantidad), otras se funden con otras, y otras como la e breve y la o breve diptongan (ie, ue), por eso en español tenemos NOVU > nuevo o BENE> bien. Es el fenómeno de la diptongación, que no se da en gallego-portugués, en zonas suritálicas o en sardo. Pese al derrumbe de la cantidad, hay variedad suficiente de vocales en las lenguas romances como para no hacer lipogramas salvo por juego. Da alas a la andanada; cese el reserve... o sea, deja tu comentario o tu lipograma.
Leer más
Di sí; pon no; da alas; lee ese... u otras frases absurdas que se me ocurren omitiendo cuatro de las cinco vocales. Juan de Robles (1631, El culto sevillano)  aconsejaba no escribir con la misma vocal toda la frase (“Las armas dan a España gran fama”, “Todos los moços son locos”) y para evitar eso recomendaba el uso “de los sinónimos que ha de tener el escritor mui bien vistos, i sienpre para este propósito a la mano". No sería muy del gusto de lo que hoy llamamos lipogramas.
Como juego, el lipograma (que consiste en evitar a propósito una o varias letras del alfabeto en un texto) se ha practicado desde la Antigüedad. Para el español, las muestras más viejas están en las novelas de Alonso de Alcalá y Herrera (1599-1682), de origen luso, que escribió cinco novelas, en cada una de las cuales falta una letra. 
Y se ha mantenido hasta hoy: hay lipogramas de Jardiel Poncela y la obra lipogramática más extensa que conozco: la novela de Georges Perec La disparition (1969) que se publicó originalmente en francés sin usar la e y en español se tradujo como El secuestro (sin usar la a, vocal más frecuente en nuestro idioma). Disfruté leyéndola (gracias, Álvaro, por dármela a conocer), pero más por la gracia que por el contenido.
El español tiene cinco vocales, como el latín, pero este tenía vocales largas y breves y ese factor de la cantidad vocálica se perdió entre los siglos III y V d.C. Suena a una cosa muy apocalíptica decir derrumbe de la cantidad vocálica y uno se imagina a un edificio cayendo replegado piso tras piso desde la planta superior al suelo. Pero no es nada muy dramático materialmente, sino algo como esto: 

Hay vocales que se mantienen (pero sin rasgo de cantidad), otras se funden con otras, y otras como la e breve y la o breve diptongan (ie, ue), por eso en español tenemos NOVU > nuevo o BENE> bien. Es el fenómeno de la diptongación, que no se da en gallego-portugués, en zonas suritálicas o en sardo. Pese al derrumbe de la cantidad, hay variedad suficiente de vocales en las lenguas romances como para no hacer lipogramas salvo por juego. Da alas a la andanada; cese el reserve... o sea, deja tu comentario o tu lipograma.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Instantáneas #13. Mayo 2014.


Dedico de forma monográfica la sección de Instantáneas de este mes a la experiencia filológica más original y enriquecedora que he tenido hasta ahora. Hace unos meses, el contratenor Carlos Mena me solicitó que colaborase con la producción “De lo humano... y divino”. Nunca imaginé que recibiría una llamada del tipo: “Tengo unos textos del XVII y necesito a un historiador de la lengua”. ¡Qué propuesta más apetecible!
El espectáculo es un homenaje al compositor madrileño Juan  Hidalgo (1614-1685), que musicó textos de dramaturgos de su tiempo como Salazar y Torres, Fernández de León, Juan Vélez de Guevara... Estas piezas se han conservado en manuscritos, teatrales o musicales, y a su vez han sido copiados por musicólogos o editores literarios.
Algunos de ellos solo eran conocidos a partir de transcripciones hechas en las notas a alguna grabación moderna. Como director musical del espectáculo, Mena se encontró con algunos textos que no parecían completamente fiables y que necesitaban también (ay, esas oscuridades barrocas) explicaciones sobre su significado y contenido. Me gustó mucho explorar en busca de las fuentes, modificar algunas lecturas deturpadas, reordenar estrofas, aclarar sentidos... 
La semana pasada estuve en Madrid para ver la representación de la obra, que se estrenó el 14 de mayo en el Teatro de la Zarzuela con buena críticaComo en la ópera, el espectáculo proyectaba en una pantalla los textos que se iban cantando, e íntimamente algo se me removía cuando los cantantes decían esas partes que yo había restituido. El director de escena Antón Rechi creó un envoltorio para el espectáculo muy intelectual y rompedor, hirientemente barroco. La instrumentación fue impecable; los bailarines, conmovedores; los cantantes, virtuosos. Y yo sentada en la butaca daba las gracias a lo divino y a lo humano por ser filóloga. 
Deja tu comentario...

Leer más

Dedico de forma monográfica la sección de Instantáneas de este mes a la experiencia filológica más original y enriquecedora que he tenido hasta ahora. Hace unos meses, el contratenor Carlos Mena me solicitó que colaborase con la producción “De lo humano... y divino”. Nunca imaginé que recibiría una llamada del tipo: “Tengo unos textos del XVII y necesito a un historiador de la lengua”. ¡Qué propuesta más apetecible!
El espectáculo es un homenaje al compositor madrileño Juan  Hidalgo (1614-1685), que musicó textos de dramaturgos de su tiempo como Salazar y Torres, Fernández de León, Juan Vélez de Guevara... Estas piezas se han conservado en manuscritos, teatrales o musicales, y a su vez han sido copiados por musicólogos o editores literarios.
Algunos de ellos solo eran conocidos a partir de transcripciones hechas en las notas a alguna grabación moderna. Como director musical del espectáculo, Mena se encontró con algunos textos que no parecían completamente fiables y que necesitaban también (ay, esas oscuridades barrocas) explicaciones sobre su significado y contenido. Me gustó mucho explorar en busca de las fuentes, modificar algunas lecturas deturpadas, reordenar estrofas, aclarar sentidos... 
La semana pasada estuve en Madrid para ver la representación de la obra, que se estrenó el 14 de mayo en el Teatro de la Zarzuela con buena críticaComo en la ópera, el espectáculo proyectaba en una pantalla los textos que se iban cantando, e íntimamente algo se me removía cuando los cantantes decían esas partes que yo había restituido. El director de escena Antón Rechi creó un envoltorio para el espectáculo muy intelectual y rompedor, hirientemente barroco. La instrumentación fue impecable; los bailarines, conmovedores; los cantantes, virtuosos. Y yo sentada en la butaca daba las gracias a lo divino y a lo humano por ser filóloga. 
Deja tu comentario...

lunes, 19 de mayo de 2014

Mi Isidoro y vuestro Isidro

San Isidoro de Sevilla,
en el centro Fernando III el Santo
y a la derecha san Leandro, hermano de san Isidoro
Los filólogos sevillanos contamos con protección celestial extra porque hemos colocado al gran filólogo san Isidoro de Sevilla (556-636) en el escudo de nuestra ciudad. Isidoro de Sevilla supo recuperar y compilar la cultura grecolatina tal como se conocía en su tiempo, la época visigoda. Sus Etymologiae (Etimologías), escritas en latín son el precedente de la investigación en el origen de las palabras que hoy es una de las tareas filológicas.
Menos erudito fue en cambio san Isidro Labrador, santo de los campesinos: un madrileño nacido en el siglo XI al que se homenajea cada 15 de mayo en varias ciudades españolas, entre ellas Madrid, ciudad de la cual es patrón. Con ocasión de esta fiesta se celebra en la capital de España una feria en la Pradera de san Isidro.
Son figuras históricas distintas, pero ambas tienen el mismo nombre: la forma griega don de Isis  o Iσίδωρoς. La palabra se adaptó en latín de dos formas: 
Leer más
San Isidoro de Sevilla,
en el centro Fernando III el Santo
y a la derecha san Leandro, hermano de san Isidoro
Los filólogos sevillanos contamos con protección celestial extra porque hemos colocado al gran filólogo san Isidoro de Sevilla (556-636) en el escudo de nuestra ciudad. Isidoro de Sevilla supo recuperar y compilar la cultura grecolatina tal como se conocía en su tiempo, la época visigoda. Sus Etymologiae (Etimologías), escritas en latín son el precedente de la investigación en el origen de las palabras que hoy es una de las tareas filológicas.
Menos erudito fue en cambio san Isidro Labrador, santo de los campesinos: un madrileño nacido en el siglo XI al que se homenajea cada 15 de mayo en varias ciudades españolas, entre ellas Madrid, ciudad de la cual es patrón. Con ocasión de esta fiesta se celebra en la capital de España una feria en la Pradera de san Isidro.
Son figuras históricas distintas, pero ambas tienen el mismo nombre: la forma griega don de Isis  o Iσίδωρoς. La palabra se adaptó en latín de dos formas: