martes, 25 de febrero de 2014

De carnaval

Este año he ido en carnavales de letra erre. No de ere, sino de erre. Antes la erre era la rr y la ere la r, pero con la Ortografía de 2010, la Real Academia decidió denominar erre a la r y erre doble a la rr, así que yo me compré el disfraz de erre, que se compone de un antifaz alveolar y una capa sonora.
Aposté por este disfraz porque así no necesitaba convencer a los amigos para que fueran como yo, todos vestidos iguales en el grupo. Pude salir con gente disfrazada de vocal e ir en plan vibrante simple diciendo: “Adoro la careta de mi máscara”. Luego la noche se hizo propicia y me encontré con alguien más disfrazado de vibrante, nos dimos la mano como un dígrafo y en un karaole cantamos “Mi carro me lo robaron”. ¡Ole esas vibrantes múltiples!, nos jaleaban.
Todos sabían que aunque la letra diga robaron, con erre, sonaba como rrobaron, con doble erre. Y eso de que la letra r sonase como simple o como múltiple según su posición era parte de la magia carnavalera que durante todo el año está latiendo en el alfabeto, con letras disfrazadas de uno o varios sonidos.
Al doblar una esquina me encontré con alguien disfrazado de /l/, nos dimos un abrazo: ¡amiga ele! Como consonantes líquidas que somos, compartimos una copa de vino y hablamos de los viejos tiempos, cuando intercambiábamos posiciones (PARABOLA > palabra; MIRACULU: miraglo > milagro). Un filólogo que nos vio bailando dijo: Mira esas dos consonantes, con el baile de la metátesis. Luego vino uno disfrazado de ene para bailar conmigo y me empezó a dar alergia ponerme a su derecha, siempre me pasa igual, pero más o menos lo resolvimos, bien pidiendo refuerzos a la otra erre que había suelta (HONORA> honra), bien intercambiando posiciones (me pongo a tu izquierda, n: GENERU> gen’ru> yerno) o bien diciendo a la /d/, que es tan socorrida, que se pusiera entre nosotras: (INGENERARE> engen'rare> engendrar). Fue interesante ser por unas horas  una erre. ¿De qué letra te has disfrazado tú? Deja tu comentario...
Leer más
Este año he ido en carnavales de letra erre. No de ere, sino de erre. Antes la erre era la rr y la ere la r, pero con la Ortografía de 2010, la Real Academia decidió denominar erre a la r y erre doble a la rr, así que yo me compré el disfraz de erre, que se compone de un antifaz alveolar y una capa sonora.
Aposté por este disfraz porque así no necesitaba convencer a los amigos para que fueran como yo, todos vestidos iguales en el grupo. Pude salir con gente disfrazada de vocal e ir en plan vibrante simple diciendo: “Adoro la careta de mi máscara”. Luego la noche se hizo propicia y me encontré con alguien más disfrazado de vibrante, nos dimos la mano como un dígrafo y en un karaole cantamos “Mi carro me lo robaron”. ¡Ole esas vibrantes múltiples!, nos jaleaban.
Todos sabían que aunque la letra diga robaron, con erre, sonaba como rrobaron, con doble erre. Y eso de que la letra r sonase como simple o como múltiple según su posición era parte de la magia carnavalera que durante todo el año está latiendo en el alfabeto, con letras disfrazadas de uno o varios sonidos.
Al doblar una esquina me encontré con alguien disfrazado de /l/, nos dimos un abrazo: ¡amiga ele! Como consonantes líquidas que somos, compartimos una copa de vino y hablamos de los viejos tiempos, cuando intercambiábamos posiciones (PARABOLA > palabra; MIRACULU: miraglo > milagro). Un filólogo que nos vio bailando dijo: Mira esas dos consonantes, con el baile de la metátesis. Luego vino uno disfrazado de ene para bailar conmigo y me empezó a dar alergia ponerme a su derecha, siempre me pasa igual, pero más o menos lo resolvimos, bien pidiendo refuerzos a la otra erre que había suelta (HONORA> honra), bien intercambiando posiciones (me pongo a tu izquierda, n: GENERU> gen’ru> yerno) o bien diciendo a la /d/, que es tan socorrida, que se pusiera entre nosotras: (INGENERARE> engen'rare> engendrar). Fue interesante ser por unas horas  una erre. ¿De qué letra te has disfrazado tú? Deja tu comentario...

2 comentarios:

Santiago Maspoch Bueno dijo...

Pues me parece una idea genial lo de disfrazarse de letra. Yo voy a ir de tatarabuelo del dígrafo QU- en plan acusativo del relativo latino a ver si pillo alguna disfrazada de CU- en plan genitivo y, con la excusa de discutir si fonética o fonológicamente somos iguales, la pongo mirando hacia la constelación de los perfectos reduplicados.
Santiago Maspoch Bueno
Ciutadella de Menorca a 26 días de febrero de MMXIV

Santiago Maspoch Bueno dijo...

Yahoraquecaigo: no tengo tan claro que las metátesis en el grupo de líquidas y vibrantes sean cosa de "los viejos tiempos". Pejemplo la metátesis progresiva croqueta>cocreta/cocleta sin intercambio entre dos consonantes pero con alternancia dentro del grupo de líquidas y vibrantes. Cf. crocodilu(m)>cocodrilo.
Santiago Maspoch Bueno
Ciutadella de Menorca, a 26 días de febrero de MMXIV

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.