martes, 11 de noviembre de 2014

Cinco años después

Era lectora de blogs femeninos y de viajes; había vuelto de pasar un curso dando clases en Oxford y tenía en prensa el manual La lengua de ayer. Un amigo muy querido había abierto en septiembre un blog de música para secundaria y me decía que funcionaba bien para la clase. ¿Por qué no probar? 
Pensé en varios nombres para el blog (cualquier lengua pasada fue durante días firme candidato en mi fuero interno), pero al final lo llamé nosolodeyod, para jugar con ese concepto tan difícil que ya conocían mis estudiantes de sus clases de Fonética Histórica. Puse mi nombre en sigla (LPR) y escribí la primera entrada el 11 de noviembre de 2009. Tímidamente conté el proyecto a mis alumnos. Subí las fotos de una visita que hicimos al Museo Arqueológico y una chica, Sandra, dejó el primer comentario.
Han pasado cinco años, 225 entradas, 1480 comentarios, 272.000 visitas... y me ha pasado de todo con el blog, todo bueno. Ahí sigo.
Sigo porque hay un componente de lealtad, de no abandonar la entrada semanal salvo en verano. Y un afán divulgativo, de enseñar, porque siempre he sabido que me gustaba dar clases. Pero sobre todo hay un íntimo anhelo que el lector no detecta: el afán de salvarme. Sigo por sacar la cabeza fuera y no nadar a favor de la corriente de la burocracia o las modas de investigación. Porque descubrí que la creatividad es un salto al vacío. Porque cada vez me aburren más el protocolo, los muros altos de la patria mía universitaria, y en el blog tengo un aula con paredes transparentes, en que entra gente de la calle a oírme en calidad de alumno transeúnte
Tú crees que escribo por altruismo, para culturizarte y atraerte a mi mundo, y yo lo hago porque quiero no hastiarme de ese mundo mío en que tú, como lector, has tenido el azar de entrar. Imaginas que lo hago para atraparte en las redes de la Historia de la lengua, y lo hago para sentirme más libre. No es generosidad: necesito salvarme y que me salves. Gracias por estar ahí.
Leer más
Era lectora de blogs femeninos y de viajes; había vuelto de pasar un curso dando clases en Oxford y tenía en prensa el manual La lengua de ayer. Un amigo muy querido había abierto en septiembre un blog de música para secundaria y me decía que funcionaba bien para la clase. ¿Por qué no probar? 
Pensé en varios nombres para el blog (cualquier lengua pasada fue durante días firme candidato en mi fuero interno), pero al final lo llamé nosolodeyod, para jugar con ese concepto tan difícil que ya conocían mis estudiantes de sus clases de Fonética Histórica. Puse mi nombre en sigla (LPR) y escribí la primera entrada el 11 de noviembre de 2009. Tímidamente conté el proyecto a mis alumnos. Subí las fotos de una visita que hicimos al Museo Arqueológico y una chica, Sandra, dejó el primer comentario.
Han pasado cinco años, 225 entradas, 1480 comentarios, 272.000 visitas... y me ha pasado de todo con el blog, todo bueno. Ahí sigo.
Sigo porque hay un componente de lealtad, de no abandonar la entrada semanal salvo en verano. Y un afán divulgativo, de enseñar, porque siempre he sabido que me gustaba dar clases. Pero sobre todo hay un íntimo anhelo que el lector no detecta: el afán de salvarme. Sigo por sacar la cabeza fuera y no nadar a favor de la corriente de la burocracia o las modas de investigación. Porque descubrí que la creatividad es un salto al vacío. Porque cada vez me aburren más el protocolo, los muros altos de la patria mía universitaria, y en el blog tengo un aula con paredes transparentes, en que entra gente de la calle a oírme en calidad de alumno transeúnte
Tú crees que escribo por altruismo, para culturizarte y atraerte a mi mundo, y yo lo hago porque quiero no hastiarme de ese mundo mío en que tú, como lector, has tenido el azar de entrar. Imaginas que lo hago para atraparte en las redes de la Historia de la lengua, y lo hago para sentirme más libre. No es generosidad: necesito salvarme y que me salves. Gracias por estar ahí.

16 comentarios:

Andrés dijo...

Y quién nos recuerda cada semana que la filología y la literatura, aún pudiendo ser amores cenicidas, siempre nos harán sentir señales de vida... Sigue salvándote, Lola.

Elena D.C.A. dijo...

¡Felicidades, Lola, por estos cinco años! Preciosa entrada sobre por qué escribir un blog y bella posición la que nos concedes: salvadores y alumnos transeúntes. ¡Gracias por mantener vivo nosolodeyod, por esa lealtad y, por supuesto, por ese afán divulgativo del que bebemos muchos!

Carmen MdH dijo...

Pues cada vez que nos/te salvas, yo siempre pienso lo mismo y es que el complemento perfecto para Nosolodeyod sería... waw.

Lola Pons Rodriguez dijo...

Jajaja, gracias G¡Carmen. Y tambiñen mi gratitud a Elena y a Andrés.

Alicia González Rueda dijo...

Me ha emocionado la entrada. A veces podemos pensar en estas "cosas", bonita palabra, ¿verdad? como meras herramientas de divulgación, ya sea de nuestro arte como poetas o de conocimiento como es el caso, pero nos queda corta la etiqueta de herramienta, pues ciertamente es un modo más de acercarte al alumno, a cada uno de nosotros con esa inocencia capaz de atraernos sin más hacia una asignatura mil veces teñida de feos apelativos, de difícil, oscura, la "hueso" de la carrera, etcétera. Es necesario muchas veces, como bien dices, escapar de esos muros académicos y tradicionales que tanta vida quitan, tanto al alumno como al docente y que tanto alienan, y qué mejor manera que siendo original.
Lola, sigue siendo así, sigue buscando maneras de sorprendernos y de atraernos hacia esta asignatura, que si bien es es compleja, no deja de ser apasionante.

Roberto Cuadros dijo...

Excelente aniversario, como el de mi cumpleaños. ;) ¡Felicidades!

Gemma Torres dijo...

Muchas felicidades. Tengo un blog de lenguaje y mi intención cuando lo empecé, y la realidad ahora que ya tiene tres años, es que lo escribo para mí, para aprender, para pensar que aporto algo, para disfrutar y, como dices tú, para "salvarme", así que sí, te comprendo perfectamente. Que no decaiga.

Antonio dijo...

Gracias a ti, Lola, por enseñarnos la Historia de la Lengua de otra forma. Sigue salvándote, tus lectores seguiremos ahí. Felicidades.

Un abrazo,
Antonio

Ana Lobo dijo...

Felicidades, Lola, por el lustro de tu blog y por tu tremenda creatividad ¡Viva la historia de la lengua!

Chus dijo...

¡Caray, alguien que habla en serio ! Muchas gracias Lola; por supuesto que te entiendo y te admiro, ahora ya para siempre. Desde el amor a la lengua, pero más aún a la vida de verdad ¡gracias y un abrazo!

Daniela chaveli franco dijo...

Feliz aniversario, que sean muchos más de buena lectura y liberación! Un abrazo

fina dijo...

Muchas gracias por dejarme sentir la frescura de tus palabras Lola . El peligro del que necesitamos salvarnos muchos es el de no caer en el pozo de la vergüenza ajena ; ayuda muchísimo evadirse a traves de cristales de comunicación como el tuyo.

Evelyn Núñez dijo...

No sé qué importancia pueda tener para ti mi respuesta.
No soy tu alumna. No soy tu coterránea. Sí soy una amante de la tarea de enseñar.
En el mes de julio di con tu blog preparando una materia para dar examen: Historia de la Lengua II. A mis cuarenta y tantos estoy intentando culminar esa etapa que lleva a la titulación en la carrera de Profesorado de Idioma Español.
Me encantó tu modalidad de trabajo. Ese hacer viva la Lengua, captarla en la cotidianeidad, darle atractivo a aquello que te gusta para que otros también lo disfruten y aporten desde tal disfrute.
Pensé en participar de los desafíos (ja) pero no me dan los tiempos.
Solo quería que supieras que TE FELICITO con todas las letras por tu labor, por tus ideas, por esa chispa vital que impregna lo que haces.
Tus alumnos son unos privilegiados.
Saludos afectuosos desde un rinconcito de Uruguay llamado Fray Bentos.

Yolanda dijo...

Hola, Lola (casi tengo ganas de decir "querida Lola", pero no me conoces -todavía):
Soy mexicana, profesora en la Universidad Nacional (UNAM) de francés y de lingüística. Hice letras hispánicas como licenciatura y después "Sciences du langage". No sé cómo di con tu blog, pero desde la primera vez, me encantó y lo he recomendado a otros amigos y colegas de letras. Te felicito por estos 5 primeros años. Y sí, necesitamos salvarnos, sobre todo en este país mío que tanto me duele últimamente.
Abrazo fraterno.
Yolanda : )

Pascual Garrido dijo...

Muchas felicidades, Lola. Los objetivos del blog para sus lectores se cumplen con creces, espero que también los tuyos, tu libertad es la nuestra. Larga vida al blog, que dentro de otro lustro, así que pasen cinco años, mantenga su intenso lustre. Enhorabuena.

Sara González Ángel dijo...

Felicidades a Nosolodeyod y a nuestra querida Lola Pons. Salvándote tú nos salvas a nosotros, ver y sentir la ilusión con la que lo haces todo nos empuja a seguir confiando y a seguir trabajando porque verte creer tanto en lo que haces me ayuda a creer en lo que hago. Cada entrada nueva en el blog o cada iniciativa en twitter se convierte en alegría y energías renovadas y aunque últimamente paso por el blog en silencio, no puedo no darte las gracias por todo. Gracias, Lola.

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.