jueves, 17 de noviembre de 2016

Regalos para los que aman las letras

En un mes estaremos buscando desesperadamente los regalos navideños. He pensado en seis posibles adquisiciones destinadas a ser regaladas a gente a las que les gusta pensar, enseñar o aprender sobre lengua española. Regalos para profesores, para estudiantes, para padres, para cuñados, para hijos, para jefes... A ver si te cuadra alguno de estos:
1. ¡El primero! Pues qué voy a recomendaros yo... que regaléis mi libro Una lengua muy larga, porque acaba de salir ya la tercera edición y porque yo misma, si me lo hacéis llegar, os puedo poner un autógrafo de dedicatoria a la persona obsequiada. Se puede comprar aquí
2. Un cuadro con una caligrafía chula,por ejemplo, los que hace Happy Letters, o un curso de caligrafía molona que también ofrece esta editorial.
3. Un juego de mesa sobre palabras, Verbalia. Para enriquecer vocabulario dentro de un tablero que recrea un país donde el poder legislativo lo ejercen los diccionarios; viene con letras, sílabas... y 50 juegos de palabras explicados.
4. Las palabras se anclan sobre los mapas, ¿no es así? Piensa en la ciudad que te hizo cambiar, las calles que te molan, las coordenadas de tus recuerdos... verbaliza un mapa para personalizarlo y encargarlo a esta pareja de emprendedores que dirige con gusto exquisito tusmapas.es/.
5. Un libro más: el de Pedro Álvarez de Miranda, Más que palabras, este también divulgativo, pero pensado más para filólogos. Explica sobre todo la historia en los diccionarios y en el uso de algunas palabras o dichos del español (por ejemplo, ¿por qué decimos "pasarlas moradas"?).


6. Y más libros: Anatomía de la lengua de Elena Álvarez Mellado, un libro divulgativo que explica cómo son las lenguas, con ejemplos de idiomas lejanos y cercanos y un lenguaje muy cercano para contestar a preguntas que nos habremos hecho alguna vez sobre el idioma.


Leer más
En un mes estaremos buscando desesperadamente los regalos navideños. He pensado en seis posibles adquisiciones destinadas a ser regaladas a gente a las que les gusta pensar, enseñar o aprender sobre lengua española. Regalos para profesores, para estudiantes, para padres, para cuñados, para hijos, para jefes... A ver si te cuadra alguno de estos:
1. ¡El primero! Pues qué voy a recomendaros yo... que regaléis mi libro Una lengua muy larga, porque acaba de salir ya la tercera edición y porque yo misma, si me lo hacéis llegar, os puedo poner un autógrafo de dedicatoria a la persona obsequiada. Se puede comprar aquí
2. Un cuadro con una caligrafía chula,por ejemplo, los que hace Happy Letters, o un curso de caligrafía molona que también ofrece esta editorial.
3. Un juego de mesa sobre palabras, Verbalia. Para enriquecer vocabulario dentro de un tablero que recrea un país donde el poder legislativo lo ejercen los diccionarios; viene con letras, sílabas... y 50 juegos de palabras explicados.
4. Las palabras se anclan sobre los mapas, ¿no es así? Piensa en la ciudad que te hizo cambiar, las calles que te molan, las coordenadas de tus recuerdos... verbaliza un mapa para personalizarlo y encargarlo a esta pareja de emprendedores que dirige con gusto exquisito tusmapas.es/.
5. Un libro más: el de Pedro Álvarez de Miranda, Más que palabras, este también divulgativo, pero pensado más para filólogos. Explica sobre todo la historia en los diccionarios y en el uso de algunas palabras o dichos del español (por ejemplo, ¿por qué decimos "pasarlas moradas"?).


6. Y más libros: Anatomía de la lengua de Elena Álvarez Mellado, un libro divulgativo que explica cómo son las lenguas, con ejemplos de idiomas lejanos y cercanos y un lenguaje muy cercano para contestar a preguntas que nos habremos hecho alguna vez sobre el idioma.


1 comentarios:

Benigno Alejandro Aguiar Rivas dijo...

Otro juego de mesa muy interesante acerca del mundo de las letras es "El Soneto": https://www.ludonauta.es/juegos-mesas/el-soneto-2016

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.