lunes, 19 de junio de 2017

La alegría de un libro

El libro de Carmen Benítez Guerrero. Pero podrían haber sido los libros de otros compañeros, porque el perfil es muy similar: un alumno brillante que obtiene el respaldo de una beca para que durante tres o cuatro años se forme e investigue; al terminar, presenta una tesis doctoral, o sea, una investigación. Durante esa beca, ademas de investigar, el antiguo alumno hace estancias fuera de España, da clases, publica en buenas revistas, asiste a congresos y a reuniones de departamento... Y la investigación, defendida la tesis, toma forma de libro. Con ese libro uno se presenta a la comunidad científica.

Carmen Benítez es historiadora, medievalista. No es filóloga pero la hemos podido conocer en los foros de historia de la lengua y de edición de textos antiguos, ya que se ha tomado la preocupación de aprender a editar y a entender la lengua antigua. Acaba de aparecer su libro (Crónica de Fernando IV. Estudio y edición de un texto postalfonsí, Editorial Universidad de Sevilla), que rescata la Crónica de Fernando IV, la ha editado y la estudia históricamente. Según acabo de escribir esta frase, pienso en lo rápido que escribo que ella ha editado, con los años de trabajo que hay detrás de una edición. Carmen ha comparado testimonios (no pocos) de esta crónica tan desconocida, ha analizado la relación de los manuscritos entre sí y ha estudiado su contenido. La enhorabuena es obligada, máxime cuando su trabajo ayuda (desde la ladera de la historia) a la investigación que desarrollamos en Historia15.
Uno es uno, pero uno es también un poco su libro. Uno escribe los libros, pero son esos libros los que hablan de uno. Y este libro habla (y qué bien) de una historiadora de la Universidad de Sevilla que sabe lidiar con los textos. Os animo a que solicitéis su compra en vuestra biblioteca.

Leer más
El libro de Carmen Benítez Guerrero. Pero podrían haber sido los libros de otros compañeros, porque el perfil es muy similar: un alumno brillante que obtiene el respaldo de una beca para que durante tres o cuatro años se forme e investigue; al terminar, presenta una tesis doctoral, o sea, una investigación. Durante esa beca, ademas de investigar, el antiguo alumno hace estancias fuera de España, da clases, publica en buenas revistas, asiste a congresos y a reuniones de departamento... Y la investigación, defendida la tesis, toma forma de libro. Con ese libro uno se presenta a la comunidad científica.

Carmen Benítez es historiadora, medievalista. No es filóloga pero la hemos podido conocer en los foros de historia de la lengua y de edición de textos antiguos, ya que se ha tomado la preocupación de aprender a editar y a entender la lengua antigua. Acaba de aparecer su libro (Crónica de Fernando IV. Estudio y edición de un texto postalfonsí, Editorial Universidad de Sevilla), que rescata la Crónica de Fernando IV, la ha editado y la estudia históricamente. Según acabo de escribir esta frase, pienso en lo rápido que escribo que ella ha editado, con los años de trabajo que hay detrás de una edición. Carmen ha comparado testimonios (no pocos) de esta crónica tan desconocida, ha analizado la relación de los manuscritos entre sí y ha estudiado su contenido. La enhorabuena es obligada, máxime cuando su trabajo ayuda (desde la ladera de la historia) a la investigación que desarrollamos en Historia15.
Uno es uno, pero uno es también un poco su libro. Uno escribe los libros, pero son esos libros los que hablan de uno. Y este libro habla (y qué bien) de una historiadora de la Universidad de Sevilla que sabe lidiar con los textos. Os animo a que solicitéis su compra en vuestra biblioteca.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.