jueves, 20 de abril de 2017

Vídeos de La Aventura del Saber (segunda parte)


En este vínculo podéis ver los cinco primeros vídeos de mis intervenciones en el programa de La 2 La Aventura del Saber. Os paso ahora los cinco siguientes:

1. ¡El futuro! Nadie sabe qué va a ocurrir pero en este vídeo te cuento lo que ha ocurrido con este tiempo verbal.
2. Un repaso por la historia de los signos de puntuación hoy. ¿Desde cuándo usamos el signo de interrogación de apertura, tan característico de nuestra lengua? Puedes aprender sobre esto y otras cuestiones de la puntuación aquí.
3. ¡Aprende a poner tildes! Diptongos e hiatos, por qué incluido no lleva tilde y sí la lleva reír. Todo explicado desde cero... se ve aquí.
4.La letra X, por qué México se pronuncia con J y se escribe con X, por qué en gallego Xunta se dice shunta... Lo podéis ver aquí
5. La Ñ como letra original del español: cómo y por qué surgió, cómo se ha extendido a otras lenguas y cómo ha cambiado la raya o virgulilla que se pone sobre la n para hacerla ñ. Se puede ver aquí.
Y estas han sido mis diez intervenciones hasta ahora en el Taller de Español. Espero que sean de vuestro interés. 

lunes, 3 de abril de 2017

Instantáneas #23: marzo 2017

¡Acaba marzo! 31 días trabajando de lunes a viernes para sumar estas instantáneas al recuerdo.
1. Muy orgullosa de formar parte de la Universidad de Sevilla en este vídeo
Leer más
¡Acaba marzo! 31 días trabajando de lunes a viernes para sumar estas instantáneas al recuerdo.
1. Muy orgullosa de formar parte de la Universidad de Sevilla en este vídeo

jueves, 23 de marzo de 2017

Las clases que estoy dando

 Tras un primer cuatrimestre impartiendo varias asignaturas en distintos másteres, con la consecuencia de tener que afrontar horarios extraños y completamente irregulares, llevo un mes y medio dando clases únicamente de una asignatura optativa: una cuatrimestral del Grado de Hispánica con título El andaluz: visión histórica y situación actual.
Un grupo de alumnos pequeño pero muy activo, un equilibrio no buscado entre estudiantes Erasmus y españoles, y el regalo añadido de tener en clase a andaluces de distinta procedencia (Sevilla capital, pueblos, Córdoba, Granada, Cádiz)... las circunstancias han sido idóneas para planificar un tipo de docencia distinta y poder dar las clases que me gustan; esas en que los alumnos hacen investigaciones de tipo teórico y práctico, la teoría se estudia en casa y se practica en clase, y en las que hay un objetivo de fondo: tratar de hacer cosas con el conocimiento.
Hoy os muestro algunos de los procesos que estamos desarrollando y algunos de los resultados que ya estamos consiguiendo:
Leer más
 Tras un primer cuatrimestre impartiendo varias asignaturas en distintos másteres, con la consecuencia de tener que afrontar horarios extraños y completamente irregulares, llevo un mes y medio dando clases únicamente de una asignatura optativa: una cuatrimestral del Grado de Hispánica con título El andaluz: visión histórica y situación actual.
Un grupo de alumnos pequeño pero muy activo, un equilibrio no buscado entre estudiantes Erasmus y españoles, y el regalo añadido de tener en clase a andaluces de distinta procedencia (Sevilla capital, pueblos, Córdoba, Granada, Cádiz)... las circunstancias han sido idóneas para planificar un tipo de docencia distinta y poder dar las clases que me gustan; esas en que los alumnos hacen investigaciones de tipo teórico y práctico, la teoría se estudia en casa y se practica en clase, y en las que hay un objetivo de fondo: tratar de hacer cosas con el conocimiento.
Hoy os muestro algunos de los procesos que estamos desarrollando y algunos de los resultados que ya estamos consiguiendo:

jueves, 9 de marzo de 2017

Nuevo libro sobre la lengua del siglo XIX

La vida tiene sus guiños. La primera vez que pude impartir la asignatura completa de Historia de la lengua española, en 2006, usaba como textos de prácticas muchos de los incluidos en alguno de los volúmenes de la colección Textos para la historia del español, que dirige el profesor de la Universidad de Alcalá Pedro Sánchez-Prieto. Ahora, diez años después, el décimo volumen de esa colección aparece y yo soy la coautora.
Y eso os cuento en la entrada de esta semana: que acaba de publicarse mi último libro: Queja política y escritura epistolar durante la Guerra de la Independencia, escrito junto con el profesor de la Universidad de Múnich y miembro de Historia15 Álvaro Octavio de Toledo y Huerta. Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, de 1808 a 1812, muchos españoles escribieron a la institución que gobernaba el país, la Junta Suprema Central, para quejarse, pedir cosas o delatar a los vecinos que creían afrancesados. Otros escribieron cartas a sus amantes, novios, esposas, jefes, familia... pero tuvieron la mala suerte (o buena para nosotros) de que sus cartas fueron interceptadas y archivadas.
Pues bien, este volumen recoge 17 de esas cartas y las presenta, según es común en esta colección, en triple forma: la foto original del documento, su transcripción paleográfica y su presentación ligeramente modernizada. Se incluye una carta de amor de una madrileña llamada Rita, dirigida a un general francés; una carta a su tía de un señor vasco que en varias ocasiones, en mitad de la carta, se pasa al eusquera; una carta de un panadero de Triana que escribe como habla; la de un seminarista educado que denuncia corruptelas; un almeriense, un catalán, un gallego... O un anónimo que llama a los de la Junta “señores mierdas”. Es el documento que aparece en la portada del libro.

Leer más
La vida tiene sus guiños. La primera vez que pude impartir la asignatura completa de Historia de la lengua española, en 2006, usaba como textos de prácticas muchos de los incluidos en alguno de los volúmenes de la colección Textos para la historia del español, que dirige el profesor de la Universidad de Alcalá Pedro Sánchez-Prieto. Ahora, diez años después, el décimo volumen de esa colección aparece y yo soy la coautora.
Y eso os cuento en la entrada de esta semana: que acaba de publicarse mi último libro: Queja política y escritura epistolar durante la Guerra de la Independencia, escrito junto con el profesor de la Universidad de Múnich y miembro de Historia15 Álvaro Octavio de Toledo y Huerta. Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, de 1808 a 1812, muchos españoles escribieron a la institución que gobernaba el país, la Junta Suprema Central, para quejarse, pedir cosas o delatar a los vecinos que creían afrancesados. Otros escribieron cartas a sus amantes, novios, esposas, jefes, familia... pero tuvieron la mala suerte (o buena para nosotros) de que sus cartas fueron interceptadas y archivadas.
Pues bien, este volumen recoge 17 de esas cartas y las presenta, según es común en esta colección, en triple forma: la foto original del documento, su transcripción paleográfica y su presentación ligeramente modernizada. Se incluye una carta de amor de una madrileña llamada Rita, dirigida a un general francés; una carta a su tía de un señor vasco que en varias ocasiones, en mitad de la carta, se pasa al eusquera; una carta de un panadero de Triana que escribe como habla; la de un seminarista educado que denuncia corruptelas; un almeriense, un catalán, un gallego... O un anónimo que llama a los de la Junta “señores mierdas”. Es el documento que aparece en la portada del libro.