miércoles, 21 de febrero de 2018

Dos citas sobre la lengua

Siguen dos citas, una del XV y otra del XVI, para que os acompañen en esta segunda quincena de febrero. La del XV está en boca de Alonso de Cartagena dentro de la Questión fecha por el noble marqués de Santillana:

Tanta es ya la mudança de las palabras que en muchas cosas fallaredes que se muda el tajo del fablar como el de las ropas. 

La del XVI es de Bernardo Pérez de Chinchón, traductor de Erasmo, que dice de la facultad de hablar:

Ella sola es el engrudo, la liga, el ñudo que ata, sustenta y govierna a todo el linage humano.

Es precioso que algo que muda y cambia tanto (la lengua) sea también lo que (ya no lengua sino lenguaje) más nos puede unir. Estoy maravillosamente atrapada en la edición de un texto renacentista.  Es apasionante. Sé que me entendéis.

miércoles, 31 de enero de 2018

Instantáneas #31. Enero 2018

Con otras dos profesoras participantes,
Ana Estrada y Carlota de Benito
¡Que se termina enero! ¿Qué habéis hecho este mes? La Filología me ha dado estas imágenes que comparto:
1.Participé en el curso para doctorandos “Abriendo líneas en el pasado del español” (ALPES) que organizó la Universidad de Zúrich para sus estudiantes de tesis y máster y también para otros doctorandos internacionales. Y lo llamativo es que el curso no se celebró en la propia ciudad de Zúrich, sino en una estación de esquí, Kandersteg, situada al pie de los Alpes. Agradezco a los organizadores, Johannes Kabatek en colaboración con Mónica Castillo, ambos catedráticos de universidades suizas, que me invitaran a presentar allí una ponencia sobre el estudio de lo hablado en la historia del español.
Leer más
Con otras dos profesoras participantes,
Ana Estrada y Carlota de Benito
¡Que se termina enero! ¿Qué habéis hecho este mes? La Filología me ha dado estas imágenes que comparto:
1.Participé en el curso para doctorandos “Abriendo líneas en el pasado del español” (ALPES) que organizó la Universidad de Zúrich para sus estudiantes de tesis y máster y también para otros doctorandos internacionales. Y lo llamativo es que el curso no se celebró en la propia ciudad de Zúrich, sino en una estación de esquí, Kandersteg, situada al pie de los Alpes. Agradezco a los organizadores, Johannes Kabatek en colaboración con Mónica Castillo, ambos catedráticos de universidades suizas, que me invitaran a presentar allí una ponencia sobre el estudio de lo hablado en la historia del español.

lunes, 22 de enero de 2018

La peste

Se ha estrenado en Movistar hace unos días la serie "La peste", dirigida por Alberto Rodríguez y con guion de Rafael Cobos. Son sevillanos sus creadores, es sevillano su escenario (se ha rodado en enclaves de la capital y la provincia) y es sevillano su argumento: las epidemias de peste a finales del XVI, con el trasfondo del puerto, los barcos que venían de América y la heterodoxia religiosa que asomaba en una España que combatía a los protestantes. 
¿Habéis visto la serie? Sea la respuesta afirmativa o no, vengo a contaros por aquí que, dentro de los contenidos adicionales de "La peste", se ha rodado una batería de microrreportajes sobre la cultura, la vida y la intrahistoria de Andalucía en ese periodo. Participamos en ellos profesores de la Universidad de Sevilla y la Pablo de Olavide. Gracias a la invitación de Pedro Álvarez Molina, uno de los documentalistas de la serie, pude acercarme al ambiente de rodaje de esta producción tan interesante y participar en alguno de esos contenidos. Os enlazo algunos de esos reportajes aquí, como este  sobre la Biblia del oso (que es muy relevante en el argumento), este otro sobre las palabras que unen el puerto de Sevilla con los americanos; o estos sobre las mujeres, la imprenta, la germanía en el lenguaje de los genios y pícaros, ese otro sobre las culturas que convivían en la Sevilla del Quinientos... y hay alguno más que podéis ver en  esta web de contenido adicional de la serie así como en Youtube. Espero que os sean de utilidad.

Leer más
Se ha estrenado en Movistar hace unos días la serie "La peste", dirigida por Alberto Rodríguez y con guion de Rafael Cobos. Son sevillanos sus creadores, es sevillano su escenario (se ha rodado en enclaves de la capital y la provincia) y es sevillano su argumento: las epidemias de peste a finales del XVI, con el trasfondo del puerto, los barcos que venían de América y la heterodoxia religiosa que asomaba en una España que combatía a los protestantes. 
¿Habéis visto la serie? Sea la respuesta afirmativa o no, vengo a contaros por aquí que, dentro de los contenidos adicionales de "La peste", se ha rodado una batería de microrreportajes sobre la cultura, la vida y la intrahistoria de Andalucía en ese periodo. Participamos en ellos profesores de la Universidad de Sevilla y la Pablo de Olavide. Gracias a la invitación de Pedro Álvarez Molina, uno de los documentalistas de la serie, pude acercarme al ambiente de rodaje de esta producción tan interesante y participar en alguno de esos contenidos. Os enlazo algunos de esos reportajes aquí, como este  sobre la Biblia del oso (que es muy relevante en el argumento), este otro sobre las palabras que unen el puerto de Sevilla con los americanos; o estos sobre las mujeres, la imprenta, la germanía en el lenguaje de los genios y pícaros, ese otro sobre las culturas que convivían en la Sevilla del Quinientos... y hay alguno más que podéis ver en  esta web de contenido adicional de la serie así como en Youtube. Espero que os sean de utilidad.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Así me visto

Cada mes de diciembre la Fundéu elige una palabra del año. La de 2017 es aporofobia o repulsión a los pobres. Pero ¿cuál es la palabra del año de cada uno? ¿Enfermedad, nacimiento, máster, mudanza, boda, superación...? Con el escenario de fondo de los informativos de los medios de comunicación, nuestras propias noticias se ponen en primer plano siempre, se hacen con su sitio, nos llenan con sus palabras. Nos ocupan tanto que es normal que pidamos no me digas más esa palabra, no quiero oírla más, si es un mal diagnóstico; o, al contrario, que nos acaricien de tal forma que en silencio y a solas repitamos para nuestros adentros las palabras que nos hacen felices: se acabó o lo conseguí o por fin... ¿No os ha pasado?
Claro que pasar del 31 de diciembre de 2017 al 1 de enero de 2018 no modifica nuestras noticias, no sustituye ni releva de nuestro diccionario personal palabra alguna. Pero sí nos invita a pensar con qué palabras nos hemos vestido en este año, cómo nos hemos sentido con ese atuendo lingüístico; cuáles deberíamos empezar a dejar en el armario y qué otras deberían salir con nosotros a pasear este pimpante 2018 que estrenamos.
Entre las palabras que me abrigan, espero que siga viniéndose conmigo cada mañana la palabra lector. Porque yo tengo el orgullo de tener alumnos y de tener lectores: desde 2009 los de este blog, que son los más fieles, y tras ellos los de mis libros y los de los medios de comunicación. Y son un atavío la mar de agradable: los lectores me escriben, me cuentan cosas lingüísticas, felicitan las fiestas y se acuerdan de mí; los hay críticos, pero educadísimos. Lector es una de mis palabras de 2017 y lo seguirá siendo, espero, en 2018. Eso depende de vosotros, los que estáis al otro lado.

Feliz 2018 desde Nosolodeyod.
Leer más
Cada mes de diciembre la Fundéu elige una palabra del año. La de 2017 es aporofobia o repulsión a los pobres. Pero ¿cuál es la palabra del año de cada uno? ¿Enfermedad, nacimiento, máster, mudanza, boda, superación...? Con el escenario de fondo de los informativos de los medios de comunicación, nuestras propias noticias se ponen en primer plano siempre, se hacen con su sitio, nos llenan con sus palabras. Nos ocupan tanto que es normal que pidamos no me digas más esa palabra, no quiero oírla más, si es un mal diagnóstico; o, al contrario, que nos acaricien de tal forma que en silencio y a solas repitamos para nuestros adentros las palabras que nos hacen felices: se acabó o lo conseguí o por fin... ¿No os ha pasado?
Claro que pasar del 31 de diciembre de 2017 al 1 de enero de 2018 no modifica nuestras noticias, no sustituye ni releva de nuestro diccionario personal palabra alguna. Pero sí nos invita a pensar con qué palabras nos hemos vestido en este año, cómo nos hemos sentido con ese atuendo lingüístico; cuáles deberíamos empezar a dejar en el armario y qué otras deberían salir con nosotros a pasear este pimpante 2018 que estrenamos.
Entre las palabras que me abrigan, espero que siga viniéndose conmigo cada mañana la palabra lector. Porque yo tengo el orgullo de tener alumnos y de tener lectores: desde 2009 los de este blog, que son los más fieles, y tras ellos los de mis libros y los de los medios de comunicación. Y son un atavío la mar de agradable: los lectores me escriben, me cuentan cosas lingüísticas, felicitan las fiestas y se acuerdan de mí; los hay críticos, pero educadísimos. Lector es una de mis palabras de 2017 y lo seguirá siendo, espero, en 2018. Eso depende de vosotros, los que estáis al otro lado.

Feliz 2018 desde Nosolodeyod.